26 ago. 2009

Un consejo para Roberto

Mi socio Roberto me ha escrito desde Brasil y, entre otras cosas, me plantea una situación personal en busca de consejo. Este viejo amigo es contador y está felizmente casado con Renata desde hace años. No sé exactamente cuántos, pero no son pocos. Debo decir que Roberto es un apasionado de la pesca. Viviendo en ese paraíso fluvial que es Brasil ha pescado hasta piranhas con los dedos. Por cierto, la piranha frita es muy sabrosa. Y rellena de carne, un manjar. Por desgracia, Renata odia la pesca.

Paso a traducir el fragmento de la carta en cuestión.

[…]
Como sabes, hace un tiempo me compré un barquito que, aunque de uso, está muy bien. De manera que ahora me paso casi todos los fines de semana pescando. He intentado muchas veces convencer a Renata para que me acompañe, mas no ha querido ni una sola vez. Ella siempre ha detestado mi hobby.

Finalmente, un día en la tienda de utensilios de pesca comencé a conversar con Regina, la gerente, y resultó que ella también adora pescar. A partir de esa afinidad ha surgido una gran amistad entre nosotros. Y empezamos a salir a pescar juntos.

El domingo pasado tuvimos una de nuestras mejores excursiones pesqueras. Yo saqué un bellísimo tucunaré, como nunca había visto en esta época del año, y poco después Regina pescó otro igualito. Incluso hice una foto de Regina sosteniendo las dos piezas. Te la mando adjunta.

Luego, en casa, le mostré esa foto a Renata, pensando que tal vez así lograría interesarla en mis pesquerías. Sin embargo, el resultado fue totalmente contraproductivo. A Renata no le gustó la foto y me prohibió volver a pescar. También exigió que venda mi barquito.

Güicho, ¿qué hago? Te agradecería una opinión.
[…]

He aquí la foto de marras.



Le he contestado lo siguiente.

[…]
Roberto, he quedado impresionado con ese par de tucunarés tan grandes. Me dan ganas de palparlos y cogerles el peso. Sólo de verlos estoy seguro de que deben saber deliciosos.

Ahora pasaré a tratar tu dilema, tal como pides. Y seré breve.

Verás, personalmente tengo por regla no ceder ante ningún egoísmo. A menos que sea propio. Así que en tu lugar yo me quedaría con el bote, las boyas y el pescao. Sin dudarlo un instante. Para que Renata esté contenta, vende la cámara fotográfica. Esa es mi sana opinión.

No obstante, si decides hacer lo contrario, no te precipites. En unos días yo puedo visitarte. Ahí me presentas a Regina y te alquilo el bote.

[…]

Siempre lo digo: da gusto tener tales amigos, y más aún poder ayudarlos.

25 ago. 2009

Un almuerzo en Santa Catarina

Don Eufrates,

ante todo mis felicitaciones por el 2do aniversario del formidable Imparcial Digital.

Hoy también lo invito, aunque esta vez será a almorzar. Los tiempos de crisis tienen consecuencias, como puede ver. Desde luego, si uno sabe economizar, no hay que renunciar del todo al placer. Precisamente me cuenta un amigo que está ahorrando hasta en condones: antes de salir a una cita usa su propia piel y un cordelito. Obviamente que no es judío ni protestante, la receta no es universal. Pero dejemos el tema que se nos puede estropear el apetito.

Nos vamos al sur, a Santa Catarina, una isla situada frente al litoral de Brasil y que le da nombre a uno de los estados más pequeños del gigante sudamericano.

Foto: Santa Catarina.

La isla contiene un lago salado al norte y otro de agua dulce al sur, la capital del estado: Florianópolis, aquella con mayor nivel de vida de Brasil, así como numerosas playas de excelente calidad. La mitad de su superficie es reserva ecológica.

Foto: Florianópolis, vista desde un cerro catarinense. Al fondo, el continente.

La población actual del estado más ordenado de Brasil es de un abrumador origen europeo: casi 90%. En el siglo XXVIII llegaron los primeros colonos de las islas Azores. Apunto que los azorianos son respecto a los portugueses lo que los canarios respecto a los españoles: una remezcla mejorada. Luego, en el siglo XIX, se sumaron alemanes, italianos y polacos.

Como hay tiempo y un almuerzo decente nunca anticipa a las 2 de la tarde, demos un paseo por el siempre lleno Mercado Central de la ciudad. Pocas veces se puede ver un ambiente tan mediterráneo tan lejos del Mediterráneo.

Foto: Mercado Central de Florianópolis.

También es inusual mercancía tan mulata para un público tan rosado.

Foto: Puesto en el Mercado Central de Florianópolis.

Detengámonos en el Box 32, aquí mismo en el mercado. Probablemente es el quiosco más famoso del país. Un tentempié de Camarão Alho e Óleo (camarones al ajillo) y Pão Catalão (pan catalán –untado de aceite de oliva y tomate–) con un vinillo chilenillo nos vendrá bien. Incluso muy bien. ¿No cree?

Foto: Box 32.

Bien, el resto del plan es muy simple. Almorzaremos en alguno de los tantos restaurantes frente al mar en la costa de la isla. Vamos despacio, aunque no hay baches en la carretera –algo raro en Brasil–, para disfrutar de la vista de las playas.

Foto: Praia da Guarda do Embaú, una de las mejores para el surfismo.

Foto: Praia Jurerê, una de las mejores para el liguismo.

Vea allá al fondo que tampoco tiene desperdicio el panorama de las bañistas locales. Sí, claro, comparando con las de Río faltan pigmentos, pero no curvas o volumen.

Bueno, ¿qué, amigo, se le abrió el apetito? Entonces pediré el almuerzo. Esas langostas las atraparon esta mañana. Tome una, sosténgala. Si le aprieta la cola, verá que aún gotea. Las mandaré a hacer al estilo de acá, con el habitual exagerado acompañamiento. De momento, beba su caipirinha. Qué sugerente aquella tanga azul, ¿no?

Y aquí está. Realmente luce muy bien. Así que ¡adelante y buen provecho!

Foto: Langostas, molho de ervas, bananas rebozadas, arroz con pasas, arroz con ajo, papas con hierbas, trozos de pescado en salsa.


[Pinchar en las imágenes para agrandar.]

¡Jama & Libertad!


Ante la injusticia de la dictadura castrista hay hombres que protestan enérgicamente y son héroes en su celda o en su fosa. También hay hombres que protestan suavemente y son premiados en la sala de su casa. Pero hay hombres que protestan ebriamente y son... simples humanos. Esos son los más prescindibles. Por eso mismo apoyo a Pánfilo. Y porque para acabar con ese sistema aberrado y abyecto no hacen falta héroes ni premios, bastan los humanos: mil o diez mil o cien mil Pánfilos entre el rebaño de ovejas.

10 ago. 2009

Las notas perdidas del Diario del Che en Bolivia 45

Foto: Malas nuevas para malos no tan nuevos.

Agosto 31 de 1967

[…]
Jornada de tregua. Hoy el enemigo no tuvo nada que temer de nosotros. Los exploradores reportan barrancos para la marcha de mañana. Extremaremos la prudencia. Sospecho que contra el hambre no ayudará.

Resumen del mes
[…]
Este ha sido el peor mes de la campaña, y muy similar a los anteriores. La diferencia radica en la pérdida de mis medicinas y fotos en las cuevas. Dado el efecto nefasto en la moral de los hombres, me he propuesto mostrar entereza ante este golpe. Por lo menos hasta que vuelva el asma.

Los otros puntos negativos de agosto son:
- la muerte de dos compañeros, no, eso fue el mes pasado, este mes parece que cayó Pan Divino de la gente de Joaquín;
- la monotonía de nuestra dieta de carne de caballo, incluso hay algunos combatientes que relinchan en sueños;
- la sed, que nos ha golpeado este mes como sólo el hambre podía;
- dos desertores potenciales: Camba y Chapaco, es evidente que la única forma en que ambos podrían ser medianamente útiles a la causa revolucionaria es cayendo en combate;
- seguimos sin contacto con Joaquín, quien a juzgar por las noticias le está causando estragos al enemigo, a veces;
- continuamos sin incorporaciones campesinas, ya ni siquiera aportan vacas;
- prosigue el aislamiento, últimamente tan sólo nos contacta el ejército;
- mi enfermedad y sus consecuencias emocionales han debilitado al ELN y salvado la vida de muchos guardias, no así a la yegüita;
- la moral de la tropa está en su momento más delicado, para repararla necesitamos varias victorias, de 15 a 20, aunque también una sola victoria grande, con 100 o más bajas enemigas, podría reportar el mismo beneficio;
- por último, el carácter legendario y la fama heroica de la guerrilla sufren de un bajón circunstancial.

Los puntos positivos de agosto, o sea, el punto positivo es que el enemigo tampoco mejora. No ha sabido aprovechar nuestras dificultades logísticas, entre otras. Por lo tanto, nuestra conclusión es que mientras Barrientos y Ovando se concentren en la guerra propagandística, se estarán moviendo en nuestro terreno y los seguiremos emboscando. Es una lástima que no podamos coordinar la labor de propaganda con La Habana. Se aceleraría la liberación de Bolivia.

Septiembre 1 de 1967
[…]
Aparte de las estrepitosas caídas en los barrancos, no hubo novedad en el trayecto de hoy. Ocupamos la casa de un viejo conocido, Honorato. Ni el dueño ni su mujer estaban y fuimos recibidos por dos chivitos. El chilindrón demoró bastante, pero quedó bien. Se le acompañó con la harina que encontramos en la choza. Preferí no arriesgarnos a dormir en la comodidad de la cabaña y nos retiramos a descansar en el monte. Dejé a Pombo y al Chino apostados en la casa.

Septiembre 2 de 1967
[…]
Me despertaron para anunciarme la captura de un arriero. Ordené interrogarlo y luego juntarlo con los dos cazadores prisioneros. Recién había recuperado el sueño cuando me volvieron a despertar. Me enojé bastante. Se trataba de que habían aparecido otros tres arrieros. Grité que lo que vale para un arriero también vale para cuatro. Esta vez no conseguí recuperar el mismo sueño. En lugar de la sesión plenaria de la ONU me vi junto al lago Tanganika, y en lugar de aplausos escuché disparos. Corrí y me lancé al agua. Nadé con furia, mientras me aplaudían nuevamente, ahora desde el leprosorio. De pronto apareció una barca entre la niebla. Reconocí a Joaquín y a Tania a bordo. Les grité que me ayudaran a subir. Tania no me miró. También Joaquín se mostró esquivo. Insistí. Entonces Joaquín se inclinó sobre la borda por un instante y me prometió que la próxima barca sería para mí. Apenas se alejó el bote volvieron los disparos, y desperté. Los disparos eran de verdad y venían de la casa de Honorato. Rápidamente organicé un perímetro defensivo a la espera de noticias de Pombo. No llegaron, por lo que tuve que mandar al Ñato a ver. Resultó ser que el Chino vio venir a un campesino con un soldado y un caballo cojo. Se asustó y gritó. Mientras el Chino cargaba el arma al soldado le dio tiempo para disparar y darse a la fuga. El arma del Chino no funcionó. Ahí llegó Pombo a la carrera, sin acabar de amarrarse los pantalones y apuntando a lo loco. Le dio al caballo cojo. Pombo recargó e intentó perseguir al soldado, dio dos zancadas y cayó de bruces porque los pantalones se le corrieron, trabándole las piernas. A esa hora el chino se puso a desarmar el fusil. Por su parte, el campesino pedía de hinojos protección a Pachamama. No fue peor el desastre porque el guardia no regresó.

Llegué hecho una fiera a la casa de Honorato. Le canté las cuarenta al Chino por inepto. Para colmo, en su nerviosismo no había sabido rearmar el fusil correctamente. Faltaba el gatillo. Le dije de todo, desde agente del Kuomintang hasta que nombraría al Negro como jefe del frente peruano. Quedó temblando.

El interrogatorio de los arrieros reveló que Honorato tampoco ha tenido suerte con el ejército. El mes pasado se comieron todo lo que había en el rancho. Honorato se vio obligado a salir a cazar, y fue mordido por un puma. Está internado en el hospital de Valle Grande. La mujer de Honorato les había avisado que tenía dos chivitos, fiados por unos parientes, para cambiarlos por granos, y a eso venían los arrieros. Se les informó que la señora no estaba en casa, pero que nosotros nos ocuparíamos de la carga, así como de un torito que traían.

Finalmente, fueron liberados tanto los 4 arrieros como los 2 cazadores y el campesino del caballo cojo. Como muestra de generosidad de la revolución pagamos 700 pesos por el torito a los arrieros, prometiéndoles también devolver los mulos más tarde, y repartimos unos pesitos a los cazadores. El campesino pidió 300 pesos por el caballo. Se tasó el animal en 200, debido a la cojera. Y se le aclaró al sujeto que la multa por colaboración con el enemigo de clase son 250 (la primera vez, para reincidentes es el doble.) Así que nos debía 50. El hombre sólo traía 2 pesos y algo de menudo. Quedó debiéndonos 48 pesos, pero no creo que lo volvamos a ver antes del triunfo revolucionario.

Era tentadora la opción de aprovechar el caballo caído en combate. Sin embargo, dispuse la marcha inmediata, ya que el soldado que dejó escapar el Chino podría retornar con refuerzos. Partimos sobre las 2 PM. Antes de las 4 PM ya nos habíamos perdido. Acampamos en un trillo de vacas.

La noticia radial sobre el exterminio de un grupo de guerrilleros cerca de Camiri causó un silencioso impacto entre los combatientes. El pánico mudo es el que más aterra. Inicialmente no encontré un asidero para sostener la hipótesis de que fuese falso. Primero, porque ha salido en La Voz de las Américas solamente, las emisoras bolivianas callan. Segundo, por la ubicación que dan al encuentro. Tercero, porque mencionan como jefe del grupo a “un cubano llamado Joaquín” y cifran en 10 el número de guerrilleros muertos. Cuarto, por la pasividad del enemigo con nosotros últimamente. No obstante, mi instinto me dice que es una estafa. Es más, huele a maniobra de la CIA desde una legua de distancia. Lo máximo que habrán logrado esos bolivianos infelices será capturar a un delator y enterarse de algunos nombres y cifras.

[…]

El oportunista del año

Por si alguien tiene la menor duda de que los animales resultan tan viles como los hombres.

9 ago. 2009

40 veranos y una foto

Foto: Una pared del Museo de los Beatles en Liverpool. Pinchar para ver los detalles.


El pasado sábado la foto beatlesca más ilustre cumplió 40 años. Fue tomada el 8 de agosto de 1969 en el cruce peatonal frente a los estudios Abbey Road -el laboratorio de la agrupación musical más importante en la historia de la música- para servir de carátula al LP homónimo que saldría al mercado a fines del siguiente mes. Sería el último album grabado por los Fab Four, ya que Let It Be, aunque salió después, se grabó en esencia primero.

Era un viernes poco antes del mediodía y el fotógrafo escocés Ian MacMillan realizó varias tomas mientras un custodio y dos tarugos del estudio bloqueaban el tránsito por 10 escasos minutos. Ninguna de las fotos quedó perfecta, mas ésta es sin dudas la mejor. Pese al yankee despistado en el fondo a la derecha, que no sabía quienes eran The Beatles ni que estaba siendo fotografiado en aquel momento. Lo cual luego no le impidió cobrar por salir en talk shows cuando el album pasaba casi tres meses en el Nro. 1 de las listas de ventas americanas. En las listas inglesas fueron 17 semanas en la punta, con una semana intermedia desplazado al Nro. 2 por el Let It Bleed de los Rolling Stones. También el VW estacionado a la izquierda tiene la erótica gracia de un orinal esmaltado sobre la mesita de noche. Hoy, por cierto, se encuentra en el museo de la Volkswagen en Wolfsburgo. Durante años su dueño se quejó de que le robaban la placa una y otra vez.

En la foto Paul aparece descalzo y marcando el paso con la pierna opuesta a sus colegas. Eso desató especulaciones sobre su muerte, entre otras diversas alucinaciones de la mitología beatlemaniaca.

La primera vez que fui a Londres no olvidé pasar por Abbey Road y hacerme una foto cruzando la cebra más famosa del mundo.Me hice otra foto frente al estudio, por supuesto. Logré incluso entrar y caminar casi diez metros por el pasillo central antes de que me preguntasen qué quería. Después me acompañaron hasta la puerta y me solicitaron cortésmente que devolviera el cenicero que tenía en el bolsillo de la chaqueta. ¡Son tan educados los ingleses!
Las otras obligaciones de turista novato en Londres las cumplí también. Bueno, todas menos dos. Sí, llegué a entrar en uno de los últimos clubes de Soho, pero me sacaron por no aceptar pagarle un trago a ninguna chica. Eran muy caras las bebidas y muy feas las parroquianas. Aquí también es justo reconocer que los porteros jamaicanos ya resultan menos educados. Ahora bien, lo que no me atreví a hacer fue sacudirle la nariz a alguno de los granaderos reales frente al palacio de Buckingham.

En todo caso, de haber estado este fin de semana en Londres, no me habría perdido celebrar los 40 veranos de la foto en Abbey Road, compartiendo la sana alegría de los freaks.


3 ago. 2009

Mate persa





[Pinchar en las imágenes para agrandarlas.]

Estas recientes imágenes de Teherán demuestran que Ahmadi ya no goza del cariño de su Santísima Eminencia. Mientras que a la inversa, como era de esperar, sucede lo contrario.

Y no es cuestión de carácter.
Ahmadi suele ser muy seco con su mujer.

Y su Satísima Eminencia sabe mostrar ternura, cuando quiere.

2 ago. 2009

Un ejército flojo

El 11 de agosto de 2008 el pope Sosana, agitando la brocha, pidió un voluntario que le afeitase la barba. De todo el 8vo regimiento de infantería de Tiflis no se levantó nadie. Poco después el comandante Gogadze soltó la vasija con agua jabonosa y reclamó voluntarios para expulsar de su aldea natal Zemo Nikozi al comando checheno del Ejército de Vostok ruso. Tampoco hubo respuesta.

Ucrania no es un burdel

Obviando las faltas de ortografía, es evidente que ellas tienen razón. Algunas trabajan en la calle.
Related Posts with Thumbnails