29 mar. 2011

Conjetura


Supongo que sepas, preciosa, que tendrás que compartirlo... y con un latin lover...



28 mar. 2011

Maestra & Sustituta

Han pasado dos décadas y Polly Jean Harvey sigue tan loca. De todos los discos nuevos que he escuchado este año, que ya perdió un cuarto, su LET SHAKE ENGLAND es el mejor con ventaja.
 

El otro LP que me ha impresionado es WOUNDED RHYMES de Lykke Li, joven y sueca.
Es apenas su segundo disco, y una revelación. Le sobra originalidad, aunque tal vez podría describirla como una Marianne Faithful sin ajarse entre los Rolling Stones y con un injerto de Nancy Sinatra.

El raro talento en féminas levemente agraciadas ha sido siempre uno de los misterios más desconcertantes en la cultura occidental, capaz de encender llamas de todo tipo.

21 mar. 2011

Carabobo sin batalla


Si Hugo hubiera vivido dos siglos atrás, y si Hugo se hubiera unido al ejército independentista, y si Hugo hubiera llegado a ascender hasta el grado de coronel, y si Hugo se hubiera pronunciado en el Congreso de Angostura o en cualquier otra junta; entonces Simón lo habría mandado a fusilar, como a otros tantos, por bruto y pardo animal.

15 mar. 2011

Comejenas 1962


Cada una con su ración proteica para los próximos 50 años.

14 mar. 2011

Chapitas Convertibles


En fecha tan temprana como 1942 el gallego Angel Castro sustituyó el pago por medio de chapitas a sus peones haitianos en Birán. En su lugar introdujo las chapitas convertibles, que -a diferencia de las primeras, de uso exclusivo en la bodega del batey- podían convertirse en pesos por un modesto recargo del 10%. Acto seguido anunció que la bodega sólo aceptaría pesos para mercancías producidas fuera de la finca. Desde luego, la prohibición de abandonar Birán siguió vigente para los haitianos.

11 mar. 2011

The Fool 'n' the Gil

El general James Clapper, Director Nacional de Inteligencia nombrado por Barack Hussein Obama en 2010, ha dicho ayer ante el Senado que Muammar al-Gaddafi vencerá a los rebeldes y permanecerá en el poder a largo plazo. En tal posición eso no se dice, a menos que uno quiera que ocurra. Otra prueba de que la inteligencia no es cosa de militares.

Se trata, por cierto, del mismo genio que afirmó hace poco que los Hermanos Islámicos egipcios hoy día son seculares.

Clapper no miente, desde luego. La Brigada Especial de Chamis al-Gaddafi y la Legión Islámica de negros africanos son muy superiores a los infelices rebeldes en el terreno de combate. La Brigada de Chamis ha sido equipada por alemanes, españoles, franceses, ingleses e italianos. Y los aviones y blindados rusos de Gaddafi no tienen rival en el desierto libio. Sin intervención externa Muammar ganará y se dará un espeso baño de sangre. Eso es simple matemática.

Ben Ali era un atracador y Mubarak, un mayoral; pero Gaddafi es un genocida.

Como en Bosnia y luego en Kosovo, los gobiernos europeos se acurrucan en la pusilanimidad de una casta de nenas educadas con juguetes de madera. A eso se suma que la nueva generación en la administración estadounidense sigue siendo mucho más ignorante que los europeos, pero no tiene nada que envidiarles en cobardía.

Lo peor es que el momento de poder hacer algo útil prácticamente ya pasó. Gaddafi ha recuperado la chaveta, y con ella a Sirte, Ras Lanuf y Saviya. Si cae Bengasi, la rebelión estará liquidada, el dictador procederá a pasarles la cuenta a los súbditos infieles, y Amnistía Internacional tendrá que pedir más donaciones para poder cubrir el caso libio en toda su magnitud. Para entonces el cierre del espacio aéreo libio y los bombardeos selectivos no tendrán sentido.

9 mar. 2011

La Revancha del Papagayo

 Foto: Opositores en la sede de la SE en Alejandría.

El pasado día 4 se divulgó en Alejandría que los agentes de la Amn al-Dawla (Seguridad de Estado) estaban destruyendo las actas. Opositores invadieron la sede de la entidad represiva esa misma noche. Los agentes y chivatos presentes en el local recibieron protección del ejército, que acudió para evitar que corriese la sangre.

Los pocos pero reveladores documentos salvados de las llamas y la trituradora de papel se pueden ver en una página de Facebook titulada Amn Dawla Leaks. Sin embargo, ¿quién me torturó?, la pregunta que atormentaba a los iniciadores de la acción, quedó sin respuesta.

Lo que sí se sabe es que la tortura favorita para los verdugos de Hosni Mubarak era el columpio de Boger, inventado en Auschwitz por un contador devenido sargento de las SS.

Foto: Columpio de Boger

Su creador alemán llamaba a este método Sprechmaschine (máquina de hablar). Los esbirros alemanes usaban el columpio en combinación con golpes de palos y fuetes, mientras que los sicarios egipcios preferían aprovecharlo para sodomizar a sus víctimas con diversos objetos alternando con la picana, tal como se popularizó en Brasil durante la dictadura militar bajo el nombre de pau de arara (columpio de papagayo).

Por cierto, Dilma Rousseff, la actual presidenta brasileña, pasó varios días en el pau de arara en 1970. Tenía 22 incautos años cuando la pillaron armada de una pistola al presentarse en un encuentro conspirativo donde no era esperada. En el columpio Dilma delató a sus compañeros, menos a su novio y a una amiga muy cercana pues ni siquiera en la fase más romántica de la lucha por el socialismo somos todos iguales.

Y precisamente ahora los socialistas libios continúan su sobrio avance sobre las posiciones rebeldes, que no pueden contrarrestar el poder de fuego de los aviones y tanques de Gaddafi. Así pues, correrá la sangre tanto como sea necesario.

7 mar. 2011

Unidos da Tijuca 2011

Anoche fue el desfile de la mejor Escola de Samba de Brasil (equivalente superlativo al Paseo y la Comparsa caribeños) en Río de Janeiro: Unidos da Tijuca está marcando una época con su formidable calidad.

La primera y más importante carroza en el desfile de cada escola se denomina Comissao de Frente. En 2011 el genial carnavalesco (técnico) Paulo Barros y la coreógrafa Priscila Motta sacaron a la escola campioníssima dos Unidos da Tijuca bajo el lema "Esta noche me llevaré tu alma." Lo consiguieron.

2 mar. 2011

La Fórmula de la Rebelión



Aunque mitologías y doctrinas se han dedicado a predicar lo contrario durante siglos, la miseria no es revolucionaria. El Che Guevara pudo haberlo entendido en Bolivia si hubiera sido más inteligente. En realidad, el miserable poco más puede que mendigar, prostituirse, robar o a duras penas subsistir.

El revolucionario es otra cosa: un sujeto suficientemente alimentando –para tener ganas de luchar– e instruido –para tener ciertas aspiraciones–, pero sin perspectivas. Las ansias urgentes de oportunidades ausentes implican otra característica: juventud. Si bien en los conflictos sociales nunca faltan ni están de más los veteranos, son los jóvenes quienes aportan y soportan la fuerza necesaria. Jóvenes para el caso, dejémoslo claro, son aquellos entre 15 y 29 años de edad. Ahora mismo en las calles de Libia tiene lugar una revolución. Portadores son 980.000 hombres jóvenes en ese rango de edad.

Las rebeliones populares van siempre contra la élite. Cualquier otro tipo de revuelta cae en la categoría de pogromo. La élite, desde luego, está compuesta por aquellos que detentan el poder. Ahora bien, ese poder no es sólo el mando en la política y en las empresas, sino también la suma de muchas ventajas menores que se ganan –a falta de revoluciones– por antigüedad: el puesto de venta en el mercado, la protección sindical contra el despido o una simple cuota de subsidio. El poder en sociedades sin alteraciones recientes lo tienen por lo común los caballeros entre los 50 y 65 años de edad. En Libia son unos 350.000 los componentes de esa generación élite. Por tanto, la proporción entre los jóvenes y la élite es casi de 3 a 1: exactamente 2,8. A este valor lo denomino Delta Generacional. Cuando Muammar al-Gaddafi le dio el golpe de estado al rey Idris en 1969 el delta generacional era de 3,9. La juventud alrededor del entonces oficial de 27 años disponía de aún mayor ventaja en número, aunque tenía menos instrucción y mucha peor nutrición que ahora. En Egipto los jóvenes son hoy 12,5 millones y la generación élite, apenas 4,4 millones. Eso da un delta generacional igual al libio: 2,8.

Tales proporciones demográficas con exceso de hombres jóvenes es lo que el americano Gary Fuller definió en 1995 como Youth Bulge, una inflación juvenil –término más específico que un literal abultamiento juvenil– que ha resultado esencial en todas las conquistas, expansiones, guerras y revoluciones desde que los primeros clanes se juntaron en tribus.

La mayor eminencia en la socio-demografía es el experto interdisciplinario alemán Gunnar Heinsohn, quien con Söhne und Weltmacht: Terror im Aufstieg und Fall der Nationen [Zürich: Orell & Füssli, 2003] (Trad.: Hijos y Poder Mundial: Terror en el ascenso y la caída de las naciones) demostró que, por ejemplo, toda la energía criminal de Adolf Hitler y el NSAPD habría alcanzado tan sólo para algunas escaramuzas callejeras si las mujeres arias hubiesen abortado con regularidad.

Además del colonialismo, el genocidio o la intifada, Heinsohn también explica de forma brillante por qué la demografía revolucionaria condiciona que la verdadera matanza suceda después del triunfo de la revolución, y entre los revolucionarios. La necesaria enorme desproporción entre los jóvenes y la élite en la revolución hace que, aún en el caso de la eliminación completa de la segunda, para cada puesto elitista libre haya 3 o más jóvenes disponibles, y enardecidos por la victoria. El primer paso en la lucha por el botín es deslegitimar a la competencia: “tú no eres lo suficiente revolucionario para ese cargo” o “tú te uniste a la revolución a última hora”. Y la forma natural de legitimarse para cualquier revolucionario puesto en duda es la radicalización. De ahí hasta la matanza es cuestión de unos minutos a pie.

Dicho todo lo anterior, estoy listo para ir al grano y revelar aquí la fórmula de la rebelión. Es bastante sencilla:


A, I y P son parámetros juveniles: alimentación, instrucción y perspectiva respectivamente. El último factor es el delta generacional.

Para finalizar analizaremos brevemente la ecuación cubana en 2011.

En Cuba la perspectiva P tiene un valor sumamente bajo, ideal para la rebelión. La instrucción I tampoco está mal a los efectos de la fórmula. En cambio, la alimentación A es deficiente. Los jóvenes de 15 a 29 nacieron entre 1982 y 1996, siendo afectados en buena medida por la hambruna cubana tras la desaparición de la Unión Soviética. De hecho, respecto a las generaciones anteriores miden en promedio varios centímetros menos, con varios puntos debajo en la hemoglobina, como muestran las estadísticas de los equipos olímpicos cubanos. Pero el verdadero desastre para la revuelta es el delta generacional. Los hombres jóvenes cubanos son apenas 585.000 para enfrentar a una élite de 434.000. De ahí no sale más que un delta generacional suizo o escandinavo: 1,3. Eso es puro pacifismo, y la consecuencia más grave de la costumbre de las cubanas de abortar.

No habrá una rebelión cubana de momento, mas los comunistas seguirán trabajando a favor de ella, intentando reducir la perspectiva hasta un valor infinitesimal.
Related Posts with Thumbnails