30 ago. 2013

Syria: The Buffalo Soldier will ride for Allah


El criminal clan al-Assad entra en el club de las peores autocracias tanto del siglo pasado como del presente. Sin embargo, una intervención occidental a favor de los rebeldes sirios resulta impredecible en sus consecuencias y potencialmente desastrosa. Es, en otras palabras, el tipo de inversión perfecta para abstenerse. 

Seis semanas atrás los yijadistas irakíes y jordanos eliminaron a Kamal Hamami, el líder de aquellos rebeldes sirios que no eran salafistas. De manera que hoy está muy claro quién manda en la oposición y a favor de quién será cualquier apoyo o intervención de la OTAN: Alá. Por el otro bando, la brigada enviada por la Hizbolá libanesa se ha revelado como más contundente que las divisiones alauitas. Eso estimula el coraje intervencionista, e igual disminuye el recelo de Israel, que tiene cuentas pendientes con los milicianos chiitas libaneses desde que Hizbolá forzó la retirada del Zahal del sur del Líbano. Y entonces, oportunamente, aparecen unos niños gasificados... 

Lo que presenciamos desde marzo del 2011 en Siria es una guerra subsidiaria entre Irán y Arabia Saudita, una guerra intra-religiosa entre la Sunna y la Chía, donde la Nation of Islam, digo, los Estados Unidos Afroamericanos apoyan a su lado sunnita, por supuesto. Lo mismo hacen los turcos y sus acérrimos enemigos kurdos, pese a la protección que recibieron los segundos por décadas en la Siria de al-Assad. El llamado bélico de la fe no admite vacilaciones ni conoce discordias mientras dure el combate contra los infieles.

Que los musulmanes se alineen con sus respectivos correligionarios es muy natural. En cambio, una intervención americana sería un acto más de servilismo hacia la dinastía Bin Saud, como lo fueron las guerras de Irak, el bochornoso silencio ante la invasión saudita de Bahrein o la evacuación protegida de los millonarios sauditas en EE.UU. tras el 9/11. La monarquía saudita fue el último reducto de la esclavitud africana hasta bien avanzado el siglo XX, y es ahora mismo la tiranía más opresiva y primitiva del planeta, la fuente del islamismo más expansivo, más agresivo y mejor nutrido, la patria de todos los terroristas del 9/11 menos uno, y el peor lugar del mundo para ser cristiano, ateo o maricón, las tres mayores vocaciones occidentales. Resulta infame y a largo plazo irrentable que, por la petrocomplicidad saudita, los EE.UU. practiquen allí la obsoleta política del "son of a bitch, but ours"

En esta época del aeromodelismo militar se puede incidir de forma masiva en el desarrollo de una guerra sin infantería. Es eso lo que intentará la OTAN, pues -a diferencia de Irak y a semejanza de Libia- hay en Siria una seria insurgencia, por más que diletante y brutal como la propia naturaleza árabe. 

Y por lo demás, todo parece indicar que el destino del ano de Gaddafi es el precedente que cuenta para Barack Hussein y sus asesores, y no el idéntico destino del ano de Christopher Stevens, el también sodomizado y asesinado embajador estadounidense en Libia. Al final, el odio de los moros hacia occidente, y en especial hacia los EE.UU., no mejorará ni un ápice una vez derribado el ominoso clan alauita. Y tampoco cambiará la hostilidad hacia Israel, aunque probablemente pasará de más pasiva a más activa. Pero qué importa todo eso si se conserva el cariño de la casa real saudita. 

Así pues, el soldado búfalo puede galopar hacia Damasco bajo el pendón también negro de Alá. Y, ya puesto, mejor que se apure, que eso de amagar y no dar lo condena el Corán. 

28 ago. 2013

Robin Jackson, un hito en la sociología del deporte



Hay hombres que pasan, 
hay hombres que posan, 
y hay hombres que pesan. 
Son más bien los últimos los que recuerdo. 

-Lulu White, New Orleans 1897 

Robin Jackson fue el primer pelotero blanco en la Negro National League. Jugó la temporada de 1948 en el left field de los New York Black Yankees, contribuyendo decisivamente al cierre de la franquicia y al subsecuente fin de la liga al terminar aquel campeonato. Su promedio ofensivo de .116 no pasó desapercibido para nadie. No obstante, ganó más notoriedad por una espectacular jugada contra los posteriores ganadores de la Colored World Series de 1948, los Washington Homestead Grays, en un partido que tuvo lugar el 19 junio. Ese día, por primera y única vez en la historia de las ligas profesionales de béisbol, un bateador se robó la tercera base. Fue Robin Jackson. Si bien a continuación fue declarado out por el ampaya. 

Tras hacer el campamento de pretemporada con los Chicago Cubs por tres años consecutivos y ser descartado en el primer corte cada vez, en 1948 Robin se presentó ante los New York Cubans, el único equipo de la Negro National League donde no todos los jugadores eran negros, puesto que incluía cubanos de todos los colores, así como varios borícuas y un par de mexicanos. Para su sorpresa y disgusto, el joven prospecto blanco no fue recibido. Fue entonces que Jackson se encaminó a Paterson, New Jersey, sede del otro equipo de color del area metropolitana neoyorkina. Los New York Black Yankees llevaban 6 años acaparando el último lugar de la Negro National League, y pensaron que con un jugador blanco no les podría ir peor. Se equivocaban, por supuesto.

25 ago. 2013

White Blues in Black


Este anónimo, que navega desde hace años por la red, es el mejor texto que se haya escrito jamás sobre el blues.

1. Most Blues begin, "Woke up this morning..."

2. "I got a good woman" is a bad way to begin the Blues, unless you stick something nasty in the next line like, "I got a good woman, with the meanest face in town."

3. The Blues is simple. After you get the first line right, repeat it. Then find something that rhymes...sort of: "Got a good woman with the meanest face in town. Yes, I got a good woman with the meanest face in town. Got teeth like Margaret Thatcher, And she weighs 500 pounds."

4. The Blues is not about choice. You're stuck in a ditch, you're stuck in a ditch - ain't no way out.

5. Blues cars: Chevys, Fords, Cadillacs and broken-down trucks. Blues don't travel in Volvos, BMWs, or Sport Utility Vehicles. Most Blues transportation is a Greyhound bus or a southbound train, blues NEVER go on the northbound train. Jet aircraft and state-sponsored motor pools ain't even in the running. Walkin' plays a major part in the blues lifestyle. So does fixin' to die.

6. Teenagers can't sing the Blues. They ain't fixin' to die yet. Adults sing the Blues. In Blues, "adulthood" means being old enough to get the electric chair if you shoot a man in Memphis.

7. Blues can take place in New York City but not in Hawaii or any place in Canada. Hard times in Minneapolis or Seattle is probably just clinical depression. Chicago, St. Louis, and Kansas City are still the best places to have the Blues. You cannot have the blues in any place that don't get rain.

8. A man with male pattern baldness ain't the blues. A woman with male pattern baldness is. Breaking your leg cause you were skiing is not the blues. Breaking your leg 'cause an alligator be chomping on it is.

9. You can't have no Blues in an office or a shopping mall. The lighting is wrong. Go outside to the parking lot or sit by the dumpster.

10. Good places for the Blues: a. highway b. jailhouse. Bad places for the Blues: a. Nordstrom b. gallery openings c. Ivy League institutions d. golf courses

11. No one will believe it's the Blues if you wear a suit, 'less you happen to be an old person, and you slept in it for the last 6 months.

12. Do you have the right to sing the Blues? Yes, if: a. you're older than dirt b. you're blind c. you shot a man in Memphis Not if: a. you have all your teeth b. you were once blind but can see c. the man in Memphis lived d. you have a 401K or trust fund now

13. Blues is not a matter of color. It's a matter of bad luck. Tiger Woods cannot sing the blues. Sonny Liston could. Ugly white people also got leg up on the blues.

14. If you ask for water and your darlin' give you gasoline, it's the Blues. Other acceptable Blues beverages are: a. muddy water b. nasty black coffee

The following are NOT Blues beverages: a. Perrier b. Chardonnay c. Snapple d. Slim Fast

15. If death occurs in a cheap motel or a shotgun shack, it's a Blues death. Stabbed in the back by a jealous lover is another Blues way to die. So is the electric chair, substance abuse and dying lonely on a broken down cot. You can't have a Blues death if you die during a tennis match or while getting liposuction.

16. Some Blues names for women: a. Sadie b. Big Mama c. Bessie d. Fat River Dumpling

17. Some Blues names for men: a. Joe b. Willie c. Little Willie d. Big Willie

18. Persons with names like Michelle, Amber, Debbie, and Heather can't sing the Blues no matter how many men they shoot in Memphis.

19. "Make your own Blues Name" Starter Kit: a. name of physical infirmity (Blind, Cripple, Lame, etc.) b. first name (see above) plus name of fruit (Lemon, Lime, Kiwi, etc.) c. last name of a President (Jefferson, Johnson, Fillmore, etc.) For example: Blind Lime Jefferson, Pegleg Lemon Johnson or Cripple Kiwi Fillmore, etc. (Well, maybe not "Kiwi.")

20. I don't care how tragic your life: if you own even one computer, you cannot sing the blues. If you are reading this on a computer - maybe you cannot sing the Blues - but you sure can listen to it… 



Y estos formidables blueseros, blancos y fatales, confirman la objetividad del texto.



En 1988 Roy Buchanan fue arrestado borracho en la calle tras una discusión con su mujer y luego apareció ahorcado con su propia camisa en el calabozo. Tenía 48 años de edad.


Stevie Ray Vaughn sólo alcanzó la edad de 35 años. Falleció al caer el helicóptero en que volaba en 1990.


El pionero del white blues Paul Butterfield murió a los 44 años en 1987 de una sobredosis de heroína.


También Janis Joplin pereció de sobredosis de heroína en 1970 con apenas 27 primaveras.


Durante décadas Eric Clapton intentó seriamente matarse con alcohol, cocaína, heroína, LSD y las esposas de varios colegas. Ese empeño no tuvo éxito. Sin embargo, su fatalidad fue mucho peor, pues en 1991 su pequeño hijo de 5 años salió corriendo por una ventana francesa de su apartamento en un piso 53 de Manhattan.

Best Car Commercial Ever

23 ago. 2013

Coincidente Anomalía

Desde hace 40 millones de años los primates se dividen en platirrinos y catarrinos. Los primeros habitan en el Nuevo Mundo y los segundos, en las restantes masas continentales. 

El nombre científico del ejemplar fósil de platirrino más antiguo que se conoce es branisella boliviana, que vivió hace 27 millones de años en las selvas de Bolivia. Fue descubierta en 1967 por el paleontólogo y arqueólogo eslovaco-boliviano Leonardo Branisa. 

Curiosamente, aquel mismo año y en aquellas mismas selvas fue visto por última vez el único ejemplar de primate catarrino del que se tiene noción en el Nuevo Mundo. Tal vez si Branisa hubiera levantado la vista, en vez de hurgar por el suelo, lo habría reconocido. 

El nombre científico de aquel solitario primate catarrino americano es güeverello asmaticus. He aquí la evidencia gráfica que ha quedado para la posteridad. 

 Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Primates
Suborden: Haplorrhini
Infraorden: Simiiformes
Parvorden: Catarrhini
Familia: Homicidae
Género: Asmaticus
Especie: Güeverello Asmáticus

Por qué Castro pudo en 1959: una explicación en cha


El otro día Jorge Ferrer, nuestro hombre en Barcelona, meditaba en voz alta sobre cómo fue posible que un tosco guajiro con voz de pito se apoderase de La Habana en 1959. Llevaría muchas páginas analizar ese fenómeno, pero creo que la explicación está implícita en este disco bárbaro de la Orquesta Aragón. 

La RCA Victor publicó The Heart of Havana en 1957, en pleno apogeo del cha cha cha. El LP había sido producido usando una innovativa ecualización de alta fidelidad llamada New Orthophonic, algo todavía imposible en Buenos Aires o Río de Janeiro por entonces, y con Rafael Lay tal vez en su prime time artístico. Contenía clásicos como "Parampampán" o "Ven, morena", que aun 20 años más tarde definían el género salsero interpretados por Dimensión Latina y Oscar D'León. 

La misma carátula del disco es una perla. Nos muestra a un par de haraganes juveniles, uno prieto y otro claro, uno con y otro sin zapatos, en el pose del vago por excelencia: de aguantamuros, el mote que otorgaron los hombres del general Kearny a los mexicanos que encontraron en las misiones cuando conquistaron California en 1847. 

Y ésta es la melodía que mejor explica el éxito del castrismo en 1959: "Los Sabrosones."



Por si acaso se requieren más argumentos, acá viene otro, también en tiempo de cha: "Los Tiñosos" del no menos brillante LP That Cuban Cha-Cha-Cha, RCA Victor 1956, que además incluía ferocidades rítmicas como "El bodeguero", "Sabrosona" y "Calculadora".


21 ago. 2013

The Three Mo...therfuckers (American New Version)

Three young motherfuckers drove around in Oklahoma. They found a suspicious Australian guy jogging alone. And they shot him in the back in self-defense... from boredom.

 The brown motherfucker had the gun, the black motherfucker was laughing, and the white motherfucker was the driver.

Eventually, it seems that American races are coming together. At least among motherfuckers.

19 ago. 2013

Destino de Soplapito (Whistleblower's Fate)

 William Martin (izquierda) y Bernon Mitchell (centro)  en Moscú 1960.

En junio de 1960 dos empleados de la NSA, indignados exactamente igual que Edward Snowden medio siglo más tarde, tomaron sus vacaciones y escaparon vía México a Cuba, desde donde se embarcaron hacia la Unión Soviética. Se llamaban William Martin y Bernon Mitchell, y tenían 29 y 31 años de edad respectivamente.

El 6 de septiembre ambos exhibicionistas morales aparecieron ante la prensa local e internacional acreditada en Moscú. En la sede de la federación de periodistas soviéticos los desertores expusieron al mundo la inescrupulosidad de la vigilancia radial y telefónica que aplicaban los EE.UU. a enemigos y amigos usando más de 2000 estaciones de escucha y monitoreo instaladas por todo el planeta. También denunciaron los ilegales esquemas de vuelos espías norteamericanos que violaban reiteradamente el espacio aéreo de otras naciones, una actividad bastante inefectiva comparada con los satélites del presente. Finalmente, Martin y Mitchell manifestaron su convicción de que en la URSS más personas compartían sus valores e intereses que entre el indolente público norteamericano.

La reacción inicial de las autoridades estadounidenses no fue tan estridente como con Snowden en nuestros días. Y los aliados como Francia, Alemania e Italia apenas se enfadaron por ser espiados despiadadamente. En cambio, la propia prensa norteamericana, que todavía no había caído en manos de la socialdemocracia “liberal”, entró en pánico temiendo por el daño a la seguridad nacional que pudieran causar los dos tránsfugas.

Fue entonces que la administración de Eisenhower optó por desprestigiar a los desertores, convirtiéndolos in absentia en homosexuales. Esa falsedad lo aclaraba todo. A partir de ahí los medios pasaron a divulgar morbosos detalles de las desviaciones sexuales de los traidores. Martin era supuestamente un bisexual aficionado al sadomasoquismo, las orgías, las prostitutas y el bestialismo, mientras que Bernon simplemente preferiría la intimidad con intelectuales invertidos.

El resultado de esa histeria, ahora impensable, fue una campaña de revisión sexual en la NSA que condujo al despido de 22 empleados por homosexualidad y otros 4 por trato carnal con animales. Sólo uno demandó inútilmente al gobierno federal, alegando que era padre de cuatro hijos y que su excitación ante el detector de mentiras cuando le preguntaron si ya había chupado un pene no significaba nada.

Por su parte, Martin y Mitchell tardaron menos que un plan quinquenal en desilusionarse de la Unión Soviética y del socialismo.

 Minnie B., conocida de William, en Baltimore 1959.

William Martin no volvió a encontrar en Leningrado y Moscú el tipo de chica que le gustaba en América. Se casó con una rusa y se divorció enseguida. Gestionó el retorno con cada paisano relevante que pudo contactar en la URSS, e incluso en 1979 solicitó formalmente la repatriación al gobierno de EE.UU., que por toda respuesta lo despojó de la ciudadanía. Martin enfermó de cáncer y, una vez iniciada la Perestroika, consiguió llegar a México en 1987 con el plan de contratar un coyote para cruzar la frontera, pero murió antes de lograrlo.

Su colega Bernon fue más consecuente. También se casó con una rusa, pero no se atrevió a divorciarse ni intentó regresar a su país natal. Cuando los EE.UU. le quitaron la ciudadanía a Martin, Mitchell renunció preventivamente a la suya. Falleció en Rusia en el otoño de 2001.

Masha Mitchellova, viuda de Bernon, en Balashikha 2003.

A dos años de la muerte del otro fugitivo, la viuda confesó al periódico Pravda que a su marido jamás le pasó por la cabeza abandonarla.

En ese sentido, y como son las rusas hoy día, tal vez Snowden tenga más suerte.

10 ago. 2013

Pop Mongólico


Si polarizamos a los argentinos que nos cayeron en el Cayo en los años 50, colocando a Luis Aguilé como positivo y al Che Güevera como negativo, entonces se puede decir que Eddy Gaytán fue bastante neutral. No fusiló a nadie, aunque sí le cogió suficiente gusto al castrismo como para no salir de Cuba. Pero lo que Eddy más hizo fue producir discos para la EGREM y Areíto durante los años 60 y 70.

Este corto texto trata de uno de esos LPs.


El argentino había visitado Mongolia como miembro de una delegación cultural cubana. Por motivos obviamente personales, el productor, pianista y arreglista quedó muy impresionado. Por el contrario, en mi caso personal sólo conocí a una mongola y fue una estafa, al menos en cuanto al mito de la estrechez asiática. Pero así son las experiencias en la vida: diferentes y personales. En fin, Gaytán estaba obsesionado con hacer un disco dedicado a Mongolia en plena y tropical Habana. Y escogió para ello al grupo Los Llamas. La elección tenía sentido, después de todo, puesto que las llamas viven en el Perú, y en el Perú está el desierto de Nazca, y luego el desierto de Gobi queda en Mongolia. 


Eddy Gaytán ya había producido un disco Areíto con Los Llamas. Si bien esa vez le había dejado las manos libres a Eddy Tremble, el tecladista y arreglista interno del grupo, con el resultado de una lograda versión funk del “Siboney” de Ernesto Lecuona y una bonita versión beat del “Regreso del Amor” de Miguel Matamoros. Esta última consiguió incluso espacio radial, aunque no tanto como otra pieza de la cara B: “Mi Vecino”, una versión del arrebatador clásico del pop soviético “Nash Sosed” (Nuestro Vecino), grabado originalmente en 1967 por Edita Pieja y también conocido como “Pad-Pa-Da-Pad-Pa”.


La voz de Velia María Camps, la Llama cantate, tuvo el mejor rendimiento en estudio de toda su carrera con esta pieza. Lástima que no fue éste el rumbo músical que tomó el grupo. Por su parte, Velia María en 1992 tomó rumbo a México y cambió a Marianao por Querétaro.


El éxodo de comienzos de los años 90 también se llevó a Eddy Tremble, el rubio encima de Velia María en la carátula de arriba, que se largó a Venezuela y falleció en Caracas en 1994.


"Mi Vecino" es un tema muy ruso. La idea de un tipo soplando el clarinete o la tuba todos los días a las 6 de la mañana en Alamar tiene algo clínico, como que evoca terapia intensiva o una larga rehabilitación por fracturas múltiples.


 Edita, pese a sus perfectas pinta y dicción rusas, era una francesa de padres polacos.

Pero volvamos a Mongolia.

El proyecto de Gaytán no convencía a muchos en la EGREM, aun tras modificar un par de veces la lista de canciones con temas menos mongoles. Entonces el productor sacó la varita mágica que ayudó a tantos, antes y después, para poder grabar un disco: incluyó una canción de Juan Almeida.

Y éste fue el resultado: el latin pop más mongoloide hasta el día de hoy.


La carátula fue encargada al ubicuo Noelvis, quien por entonces hacía la mayoría de los covers de Areíto. Noelvis desandó sin éxito el puerto habanero en busca de un buque mongol, finalmente decidió hacer unas fotos del grupo junto a un carguero soviético para seleccionar una después.


En cambio, para la contraportada se escogió a la playa de Guanabo, dada la similitud con la arena del desierto de Gobi. 


"La canción de Ulan-Bator", compuesta por Gaytán, era la piedra angular del album. Contenía hasta una introducción en el idioma de Gengis Kan. Inexplicablemente, el tema no logró emocionar al público.


“Mi Caballito Marrón” fue el único tema original mongol que consiguió salir en la edición final. Velia María lo dio todo tratando de sonar como la mismísima hija de Tamerlán. Y tampocó impactó en la audiencia nacional. Sin embargo, tengo la sospecha de que, si le hubieran cambiado el título, podría haber corrido mejor suerte. No sé, un título más acorde al temperamento antillano como, por ejemplo, “Mi Yegüita Blanca” o “Mi Negra Potranca”.


Por supuesto, la única pieza que recibió la divulgación radial reglamentaria fue la de Juan Almeida: "Es Soledad". Lo sorprendente es que probablemente era la mejorcita.
Related Posts with Thumbnails