21 feb. 2014

El nuevo venezolano: un logro involuntario del Chavismo



Veo las imágenes de las protestas en Venezuela y lo que veo son niños y niñas. Carajitos que tenían 5 o 7 años cuando Venezuela se enfermó. En Kíev son hombres los que enfrentan al colonialismo ruso: albañiles, doctores, mecánicos, ingenieros, y hasta corredores de la bolsa, que han dejado el trabajo para defender el futuro de sus hijos. Lo mismo pasó en El Cairo. ¿Pero dónde están los padres y tíos de esos estudiantes venezolanos? Le pregunto a mis panas en Miami qué dicen sus parientes por teléfono desde Venezuela. Y me contestan. Los adultos dicen que están desinformados, que todos los medios están bloqueados y que no saben lo que pasa en el país. Los jóvenes, en cambio, dicen que seguirán saliendo a la calle aunque les cueste la vida. Y entonces me doy cuenta por qué Venezuela se pudrió. Venezuela se jodió porque una generación de pendejos se la entregó al chavismo, a ese castrismo bananero. Por qué serían tan pendejos, me digo. Y entonces recuerdo una charla que tuve con unos micro empresarios colombianos a principios de siglo. Eran unos modestos y emprendedores sujetos de Antioquia y Pereira, que me contaron que desde generaciones los hombres de sus familias se iniciaban en los negocios marchándose a Venezuela, porque era fácil hacer una platica entre los indolentes venecos subsidiados. La arepita, el pollito y la cervecita barata son peores que cualquier propaganda. Mas ahora estos niños, que han crecido comiendo sardinas, porque a menudo no había pollo, y limpiándose el culo sin papel sanitario, han desarrollado otro carácter. El primer veneco decente, prácticamente. 

Ojalá que no se rajen, porque se les viene encima mucho más sacrificio. Y es que, si se rajan, que no les quepa duda que los castristas montarán la segunda lobotomización general de Venezuela en las universidades, como fue la primera en los cuarteles después del 2002.

13 feb. 2014

Confirmación


Tres años atrás lo sospechábamos: las futbolistas iraníes esconden testículos bajo sus atuendos deportivos islámicos. Hoy está confirmado: cunden güevos en la liga profesional femenina de Irán. El escándalo ha sacudido los cimientos del deporte persa. Inmediatamente tras la introducción del examen de género obligatorio para jugar en la liga, no menos de 7 jugadoras jugadoras han resultado ser hombres, incluyendo a cuatro miembros -nunca mejor dicho- del equipo nacional.

7 feb. 2014

Cuba 1931


[Open link in new tab to see more details...]
Related Posts with Thumbnails