7 sept. 2015

La Valkiria Y Los Moros


Angela Merkel, la canciller federal alemana, ha dicho hoy que "esta migración nos ocupará los próximos años, y nos cambiará." 



¡Por Alá que razón no le falta a la valkiria mayor! Sólo hoy y sólo en Múnich se esperan 3 trenes húngaros con 10.000 sirios.

Ya es un hecho firme que millones de levantinos quieren ir a Alemania. Y también está claro que la ola de germanofilia se desató entre los moros por pocos y simples factores:

1. El presidente turco Erdoğan decidió abrir las esclusas hacia Europa.

2. Los gobiernos de Grecia, Macedonia, Serbia y Hungría inauguraron un corredor migratorio, más o menos voluntariamente.
 

3. El gobierno alemán anunció –tal vez con intencional imprudencia– que no aplicaría a los sirios la doctrina Dublín del tratado de Schengen. Dicha doctrina implica que todo refugiado es responsabilidad del país del tratado al que entre primero.

Si el gobierno alemán no es un completo hatajo de tontos –y no tengo suficientes pruebas para creer tal cosa–, detrás de toda la improvisación circunstancial tiene que haber un cálculo.

¿Y cuál puede ser ese cálculo?

Unas gráficas del Buró Federal de Estadísticas de Alemania resultan aquí muy elocuentes.

 
Descripción de la gráfica:
- el eje vertical: miles de personas,

- eje horizontal: años,
- curva verde: inmigrantes,
- curva roja: emigrantes.

Lo relevante, sin embargo, es el saldo migratorio, o sea, la diferencia entre los que llegan y los que se van, representado por la barras entre las curvas: verdes con mayor inmigración y rojas con mayor emigración.

Como podemos apreciar, desde 1992 con el máximo de +782.000 Alemania fue perdiendo saldo migratorio hasta llegar incluso a valores negativos: -56.000 en 2008 –precisamente el año en que me largué de allí– y -13.000 en 2009. A partir de entonces se ha ido recuperando para alcanzar +470.000 el año pasado.




Ahora bien, si sacamos el promedio del balance migratorio de esos últimos 24 años obtenemos unos +242.500 por año. Y esto nos lleva a la siguiente gráfica.

 
Descripción de la gráfica:
- eje vertical: millones de personas en edad de 15 a 65 años,
- eje horizontal: años,
- curva verde: evolución demográfica sin migraciones,
- curva azul oscura: evolución demográfica con un balance migratorio anual de +200.000,
- curva azul clara: evolución demográfica con un balance migratorio anual de +533.000.

En otras palabras, dado el crónico déficit reproductivo alemán y europeo en general, Alemania necesita un balance migratorio anual de +533.000 personas para mantener los niveles productivos actuales y, consecuentemente, la correspondiente prosperidad y estabilidad económicas.
Hace tiempo que sabemos que lo importante para el bienestar y el progreso es la calidad de los recursos humanos y las estructuras socioeconómicas, pero lógicamente todo se pierde con la desaparición de los humanos. Sencillamente hay que asegurar la cantidad para mantener la calidad. O dar enormes saltos tecnológicos.

Por tanto, el gobierno alemán –una coalición de los dos grandes partidos populares– lo que está haciendo ahora es agarrar por los pelos a la calva oportunidad que les ha llegado.

1 sept. 2015

La Vaca de Cirilo


La primera caricatura cubana vio la luz en 1848. De una manera bastante oscura: salió del baño del Teatro Tacón. Antes de comenzar la función de aquella noche, un tal Cirilo Villaverde se puso a repartir hojas impresas con un dibujo. Consistía en una vaca rotulada de Cuba y ordeñada por el recién estrenado capitán general Federico Roncaly. Más a la izquierda el anterior gobernador Leopoldo O'Donnell se retiraba satisfecho, mientras otros personajes de la administración colonial esperaban su oportunidad para ordeñar al pobre animal. El dibujo tuvo gran acogida en el público. A quienes preguntaron Villaverde dijo haber encontrado las octavillas en el baño. Le había parecido una pena el uso que tendrían en aquel húmedo lugar, por lo que decidió distribuirlas en la platea para alegría de los parroquianos.

Al día siguiente se personaron unos señores de la Comisión Militar Ejecutiva Permanente en la residencia de Villaverde y se lo llevaron. La Comisión Militar era una institución creada por el capitán general Miguel Tacón en 1834 con el prudente objetivo de meter en cintura a los insulares. Funcionaba igual que lo haría la Seguridad de Estado castrista un siglo más tarde, pero sin la parte eléctrica.

De Cirilo ya lo sabían todo: que había estudiado derecho, que pretendía ser escritor –de hecho había publicado sin éxito en 1838 la primera novela cubana, un embuste titulado El Espetón de Oro–, que editaba junto con Miguel Teurbe Tolón un panfleto bastante subversivo: El Faro Industrial, y que era secretario privado de don Narciso López, predecesor del actual presidente de la Comisión Militar y cuñado del Conde de Pozos Dulces. Esa conexión con López no era precisamente un mérito, pues era harto conocido que, desde su destitución por el capitán general O’Donnell en 1843, el venezolano se había cambiado de bando, convirtiéndose en partidario de la anexión a los EE.UU. Algo así como si Lavrenti Beria hubiese salido de la NKVD soviética para incorporarse a Balkan, la famosa división no aria de las SS.

En el interrogatorio Cirilo no declaró nada nuevo. Repitió la historia de que halló las octavillas en el baño del teatro. Tampoco consiguió dibujar una vaca parecida a la caricatura. Para ayudarlo, los comisionados lo obligaron a comerse un ejemplar antes de intentar pintar una vaca nuevamente. Tras ingerir otra docena de octavillas ya la vaca parecía una vaca, pero aún mostraba grandes diferencias con el original. Así que la Comisión desistió, pues se estaban acabando las pruebas incautadas. Precisamente gracias a esta involuntaria sesión gráfica de Villaverde en La Cabaña fue que Narciso López, Miguel Teurbe Tolón y otros involucrados tuvieron tiempo para escapar hacia los EE.UU. Cirilo sólo consiguió fugarse un año más tarde. El dinero para pagar la lancha a Cayo Hueso fue un aporte del Conde de Pozos Dulces.

Creo que nuestro primer novelista merece también el crédito de primer caricaturista. Aunque no supiera dibujar.
Related Posts with Thumbnails