12 feb. 2012

Willy Toledo en la Guerra Civil

El camarada Willy Toledo tuvo un sueño alucinante: había ido a parar al año 1937, en medio de la Guerra Civil.

Primero lo pillaron unos soldados moros. Todo feliz, Willy expuso su simpatía por la república socialista, multicultural e internacionalista, pero resultaron ser regulares marroquíes del bando nacional que lo vapulearon sin misericordia. Lo dejaron tirado en un patio, y Willy logró escurrirse a rastras.

Acto seguido fue capturado por otros tíos uniformados. Willy prudentemente preguntó quiénes eran. Los soldados contestaron que pertenecían al Ejército Popular. Entonces Willy se dispuso a mentir para salvarse, y declaró que él también era popular y detestaba a los socialistas. Los milicianos irrumpieron en gritos de que ellos eran republicanos socialistas, y golpearon a Willy hasta que quedó inconsciente.

Cuando despertó, Willy descubrió que se encontraba en un calabozo. Inseguro, se puso a planear qué decir antes de que aparecieran los carceleros. Trató de recordar cada detalle de sus captores anteriores, y decidió que se fijaría bien en los emblemas de los uniformes antes de hablar otra vez. Si veía el yugo y las flechas, acudiría a sus dotes de actor para mentir; si veía una estrella roja, sería sincero. Por fin, entró un sujeto de uniforme, con el símbolo de corona, haz y espada de la Guardia Civil, y dijo:

- Señor Toledo, llevaba Usted 4.1 g/l de alcohol en la sangre, ha tenido mucha suerte de no caer en coma etílico.

2 comentarios:

  1. En la guerra civil la izquierda se cargó a muchos que estaban a su izquierda, pero no veo a Willy haciendo el papel de Nin, sino más bien el de siervo Stalin, puede que eso le salvase.

    PD: Muy bueno el final de tu historia.
    :)

    ResponderEliminar
  2. Muy buena la historia, gracias. Pero a este lo veo yo con dos buenas mandarrias en las orejas.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails