17 dic. 2013

Zu Kim Ni


1 dic. 2013

3 Axiomas de la Sociología Yoruba


-          Todo mofuca puede ser fuqui por otro mofuca que sea su mayimbe.

-          Quién es mayimbe entre dos mofucas sólo se sabe en un momento fuqui.

-          El mayimbe entre dos mofucas específicos puede cambiar de un momento a otro según lo fuqui de las circunstancias.

25 nov. 2013

The Chess-Wolf


Como es usual desde la sustitución de la CCCP por la CCTV el ajedrez no es noticia de promoción en los medios internacionales, pero hace tres días Magnus Carlsen le arrebató el título de Campeón Mundial a Viswanathan Anand. 


A sus 43 otoños el Tigre de Madrás no consiguió ganar ni una sola partida al vikingo de 22 primaveras, segundo campeón más joven de la historia tras Garry Kasparov y segundo campeón europeo occidental tras el pasajero holandés Max Euwe.


Y otro detalle: tampoco a puñetazos y patadas habrá Gran Maestro que le quite el título al multifacético genio escandinavo, que ya ha roto el record mundial de ELO de Kasparov. En toda Africa sólo hay 6 Gran Maestros, y son todos árabes.

17 nov. 2013

Reincidente

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (WIPO) informó a Ricardo Arjona de que había detectado posibles plagios de sus canciones, y preguntó si debía proceder en contra. De inmediato el cantautor guatemalteco contestó que sí, y a los pocos días recibió dos docenas de demandas por plagio de sus propias canciones. Al consultar a su abogado sobre la inédita situación, éste le explicó que, si perdía el caso, no sólo tendría que indemnizarse a sí mismo, sino también habría de pagar los costos del proceso. Lo segundo no le gustó a Arjona, que decidió entonces retirar su autorización a la WIPO. A continuación la WIPO le mandó una carta al artista anunciándole la retirada de los cargos por voluntad del autor plagiado, pero advirtiéndole de que lo estarían observando en el futuro. Acto seguido Arjona se dio de baja de la WIPO.

Ahora el cantautor y cantante-compositor ha anunciado la próxima salida de su nuevo disco, titulado “Me Engañaste Conmigo”, donde procesa sus últimas experiencias emocionales, así como las emociones experimentadas últimamente.

19 oct. 2013

Elevator Ride

 Foto: Paul Mauriat et son orchestre

De los 50s a los 70s fue la época dorada de las grandes orquestas de música instrumental. Todavía en 1965 la BBC transmitía más instrumentales que pop-rock. ¿Qué produjo la decadencia y subsecuente desaparición de las grandes orquestas? No fue el pop-rock, porque no lo hubo mejor que precisamente en los 60s y 70s. ¿Acaso el paulatino fallecimiento del sector principal de los consumidores de instrumentales? ¿O fue el desarrollo de los sintetizadores y de la tecnología de estudio? En ninguna parte consta que los conservatorios redujeron su número de egresados a partir de los 80s, sino todo lo contrario. Supongo que debe haber sido una mezcla de factores. Es lo más probable. Y el principal factor fue la retirada de una generación única de conductores, maestros capaces tanto de arreglar a Mozart para el oído de un idiota como de componer en 3 notas para superiores orejas. 

Esos directores de orquesta, enérgicos dictadores en muchos casos, eran capaces de montar elencos enormes de músicos y arrastrarlos en giras de 9 meses por todo el mundo, vendiendo millones de discos. El italo-británico Mantovani, por ejemplo, llegó a tener 6 LPs al mismo tiempo en el top 30 de los EE.UU. en 1959. El francés Paul Mauriat tuvo un disco en el número uno absoluto de las listas de ventas americanas durante 5 semanas seguidas en 1968. Dicho sea de paso que aquel fue el año del White Album de los Beatles, del Beggars Banquet de los Rolling Stones, del Wheels of Fire de Cream, del Electric Ladyland de Jimi Hendrix, del The Kinks Are Village Green Preservation Society, del The Songs of Leonard Cohen, del Bookends de Simon & Garfunkel, del Truth de Jeff Beck, del Delilah de Tom Jones, del Astral Weeks de Van Morrison, o del Traffic de Traffic. Incluso Ray Barretto sacó Fiesta en el Barrio ese año. Todavía en 1981 al ballet del Bolshoi lo mandarón a bailar en Alma-Atá para hacerle espacio al italo-francés Caravelli, cuya orquesta tocó con el teatro lleno hasta los pasillos durante una semana. El núcleo de aquella generación eran franceses: a los dos ya mencionados hay que sumar Franck Pourcel, Francis Lai, Michel Legrand y Raymond Lefèvre. Del lado occidental del Atlántico también salieron best-sellers: el italo-americano Henry Mancini, su compatriota Ray Conniff, el canadiense Percy Faith y el argentino Waldo de los Ríos. Mucho menos conocido, pero uno de mis favoritos, resulta el italo-brasileiro Lyrio Panicali. He aquí una prueba de este género muerto, llamado algunas veces easy listening y otras, música para elevadores. 

8 oct. 2013

Demasiado Amor




En 1979 el trinitense Phil Trim, el ex vocalista de los Pop-Tops que llevaba ya un lustro de carrera como solista con más bajas que altas en España, entró en el elegante bar Cascada del lujoso hotel Puente Romano de Marbella. Venía con dos gallegas. Inmediatamente Phil descubrió la presencia de Basilio junto a la barra. El cantante panameño lo saludó muy cordial. Se habían conocido dos años atrás en Barcelona, donde Basilio grababa su LP "Demasiado Amor", que alcanzaría luego platino en las ventas, mientras que Phil grababa su single "Solo", que se vendería en cifras modestas aunque no estaba mal. Esta vez, asistido apenas por un trío de músicos, Basilio estaba amenizando la noche del recién inaugurado hotel. Phil, en cambio, se encontraba en un viaje de placer. 

Entre pieza y pieza, los colegas conversaron un poco y compartieron unas copas, cortesía de la casa. En un momento discreto, cuando sus acompañantes habían ido al baño, Phil le preguntó a Basilio:

-   ¿Qué te parecen las chicas?

-   Están muy bien –sentenció el panameño, e indagó–, ¿son putas?

-   No, tío, son fans –aclaró el trinitense, e inquirió–. ¿Qué... las compartimos? 

-   Por qué no... –asintió Basilio risueño.

-   Luego nos vamos a mi habitación –puntualizó Phil.

-   Mejor vamos a mi suite –sugirió el otro–. Tengo una grand suite con terraza frente al mar, es parte de mi contrato. 

-   Oh, bueno, vale…


Cuando el cuarteto llegó frente a la suite. Basilio tocó con los nudillos en la puerta. 

-   ¿No es tu suite…? –se extrañó Phil–. ¿Estás con alguien acá…?

Pero antes de recibir respuesta una esbelta figura en bikini ya había abierto la puerta.

-   Oh, chéri, vous avez apporté amis! –exclamó la joven del bikini sonriendo.

-   Entren, por favor –conminó amable Basilio a sus huéspedes–, para presentarles a mis fans

Y, ya en el amplio interior de la suite, continuó señalando a cada una de las 4 rubias:

-   Ulva… Freja… ambas son de Estocolmo, Geneviève... de Besançon, y a Françoise, que nos recibió, la trajo la cigüeña sin salir de París.

28 sept. 2013

Canciones Ejecutivas




El tema de la pena capital ha caído en desuso en la música popular occidental. Se trata de un resultado obvio de la eliminación de la pena de muerte en todos los países civilizados, con las únicas excepciones de EE.UU. y Japón, así como en todos los países menos occidentales y menos civilizados en Centro- y Suramérica, con la única excepción de Cuba. Sin embargo, durante siglos la muerte por ejecución tuvo una presencia notable en la música popular. En la edad media había incluso canciones de cuna que describían muy claro lo que te haría el verdugo si no te dormías ya mismo. De hecho, los troubadours provenzales, que iniciaron lo que llegaríamos a conocer luego de siglos como música pop, usaban temas galantes apenas para la nobleza, así como en los burgos mejor surtidos. Ante el populacho servil, en cambio, solían emplear más temas bufos y de muerte, puesto que eran preferidos por tal público.

Al aparecer la industria discográfica el tema todavía era empleado de forma ocasional en las líricas de muy diversos géneros. Contrario a lo que podría esperarse no es demasiado abundante en el blues, el R&B, el soul o el funk. Es en el rock, el folk, el country y la balada donde se toca con mayor frecuencia. Estadísticamente no tiene mucho sentido, pero tal vez se deba a la vocación dramática de cada raza.

Con la convicción de que el tema ya no será enriquecido sustancialmente, acá viene mi lista Top Ten de Canciones “Ejecutivas”. (Ver playlist más abajo.)


1. Hangman Hang My Shell On A Tree, por Spooky Tooth, del LP Spooky Two (1969). Es una de las mejores canciones de esta subestimada agrupación británica de hard rock, que ya merece cabida en cualquier antología del género sólo por el riff de guitarra de su tema “Better By You, Better Than Me”. En la playlist puse la edición mono de Hangman, que a mi parecer tiene más contundencia.

2. Sei Minuti All'alba, por Enzo Jannacci, del LP Sei Minuti All'alba (1966). Esta brillante balada, casi una micro ópera, del cantante italiano está dedicada a los guerrilleros lombardos fusilados por los ocupantes alemanes y sus ayudantes fascistas tras la caída de Mussolini en 1943. Enzo era hijo de un militar fascista que desertó y se pasó al otro bando.


3. Al Alba, por Luis Eduardo Aute, del LP Albanta (1978). Aparte de “Edurne” (1974) de Joan Manuel Serrat, ninguna otra melodía ha honrado tanto a los etarras originales, aquellos que se las tuvieron que ver con la Guardia Civil de los tiempos de Franco. Conocí a un catalán en Tarragona que en aquellos años por mirar con odio a una pareja de guardias civiles lo obligaron a desnudarse y ponerse en cuatro patas “para ver si estaba armado”. No eran bujarrones y no lo tocaron, pero la humillación fue tal que, cuando lo contaba lustros más tarde, al catalán se le salían las lágrimas de rabia. Pues bien, y descrito a grosso modo, como en 1973 ETA se cargó al almirante Carrera Blanco, el sucesor oficial del caudillo, el moribundo Franco mandó a cepillar a unos etarras que tenía presos, aunque no estaban involucrados. De eso se alimentó Aute para desovar esta impresionante melodía.


4. Green, Green Grass of Home, por Tom Jones, del LP Green, Green Grass of Home de 1967. El tema es de Curly Putman, un oscuro cantante americano de música country, y fue interpretado por una docena de sujetos más famosos que él, entre ellos Elvis Presley, pero la mejor versión es de lejos la del bardo galés, recordista mundial histórico en recolección de bragas en el escenario. Esta carátula no es del LP, sino del single correspondiente.


5. Hangman's Knee, por Jeff Beck, del LP Beck-Ola (1969). Un estándar del segundo de los dos discos de signatura del virtuoso guitarrista británico. Un año antes el sucesor de Eric Clapton y antecesor de Jimmy Page en The Yardbirds había reclutado a Rod Stewart para cantante de su grupo. Y ésta es una de las mejores vocalizaciones del escocés antes de abandonar a Jeff Beck para unirse a los Faces.


6. Gallows Pole, por Led Zeppelin, del LP Led Zeppelin III (1970). Esto es un blues tradicional, anterior al vinilo incluso, y hubo varias grabaciones previas, la más conocida por la blusera afroamericana Odetta. Pero, claro, el arreglo de Plant & Page y la interpretación del Zeppelin la puso en otra dimensión.


7. La Cárcel de Sing Sing, por José Feliciano, del LP Más Exitos de José Feliciano (1967). Esta canción del dominicano Bienvenido Brens fue cantada al menos una vez en cada bar, en cada burdel y en cada tugurio público entre Guayaquil y Tijuana. La versión de Feliciano no tiene paralelo.  


8. Renegade, por Styx, del LP Pieces of Eight (1978).  Número permanente en los conciertos de la banda de hard rock de Chicago. El tema es más bien sureño, pues tiene que ver con los cuatreros, asaltantes y bandidos de todo género que salieron del derrotado ejército confederado hacia el medio oeste y el oeste, y que más que a menudo acababan sus días colgando de un árbol o de un poste.


9. Iron Lady, por Phil Ochs, del LP I Ain’t Marching Anymore (1965). El título de la canción es un apodo de la silla eléctrica. Y lo que la hizo conocida, más allá de su verticalidad contra la pena de muerte, fueron los certeros versos “The finest lawyers fees are paid / And a rich man never died upon the chair”. Ochs, medio judío y medio escocés, era considerado el próximo Dylan cuando emergió en la escena folk en 1963, aunque sus opciones musicales eran mucho menores que las del profeta de Greenwich Village. Eso sí, tuvo y mantuvo suficiente credibilidad política en la escena, ya que, aparte de su radicalismo, era bipolar y alcohólico. Se ahorco en 1976.


10. El Preso Número 9, por Joan Báez, del LP Gracias A La Vida (1974). Huele a México desde la primera nota y lo firma Roberto Cantoral. No hubo trío conocido que no la grabara, ni hay mariachi hoy que no se la sepa. Y sin embargo, Joan Báez ha salido al aire más veces con esta canción que todos los demás juntos. La incluyó en su primer LP individual en 1960, cuando ella todavía pronunciaba el castellano con errores como “¿Por qué me mirras mi cula?” y tocaba la guitarra como si fuera un charango. Por eso prefiero la versión de 1974.

Playlist


24 sept. 2013

La Hibridación Hispanoamericana


De España llegaron los conquistadores con una división social, más que nada, religiosa: cristianos viejos, conversos, marranos y moriscos. Sin embargo, al incorporarse indios y negros al potaje el asunto se volvió mucho más complicado y meramente racial. El impudor ibérico para fornicar con salvajes dio lugar a una hibridación tan prolífica que habría sido un dolor de cabeza para el propio Gregorio Mendel. Entonces los colonos procedieron a clasificarse según la mezcla ancestral, con notable creatividad -hay que reconocerlo.



Estas son las denominaciones más importantes:

El vástago de español e india nacía mestizo.
De español y mestiza, castizo.
De español y castiza, español       (wow, all the way back!)
De español y negra, mulato.
De español y mulata, morisco.

De español y morisca, chino.
De chino e india, saltatrás.
De mestizo e india, cholo.
De cholo e india, chamizo.
De español y chola, harnizo.
De mulato e india, chino.
De chino e india, cambujo.
De saltatrás y mulata o india, lobo.
De lobo y china, gíbaro.
De lobo e india, zambazo.
De gíbaro y mulata, albarazado.
De zambazo e india -o- de albarazado y negra, cambujo.
De albarazado y mulata, barcino.
De barcino y mulata, coyote.
De coyote e india, chamizo.
De chamizo y mestiza, coyote mestizo.
De cambujo e india, sambaigo.
De sambaigo y loba, campamulato.
De campamulato y cambuja, tentenelaire.
De negro e india, zambo.
De zambo y negra, zambo prieto.



Y ahora comprobaremos si se entendió lo anterior: ¿Qué sale del cruce de coyote con cambuja? Ponga un ejemplo. [Indicación: es muy bruto y más torpe.]
.
.

.
.
.
.
.
.
.
.

Related Posts with Thumbnails