29 may. 2011

Polobama – o – Calabazas en Polaco

 Polish sausage sandwich

Barack Hussein acaba de realizar una corta visita a Polonia. Los anfitriones, aún resentidos por la estafa americana en el asunto del escudo antimisiles, esperaban algún gesto conciliatorio del visitante. Sin embargo, el presidente estadounidense sorprendió a todos declarando que visitaba Polonia para ayudar a Egipto y Túnez, y que, por tanto, pretendía recopilar las experiencias polacas en el proceso de democratización tras el totalitarismo. En aras de ello Obama anunció que quería reunirse con su colega Nobel de la Paz y héroe de la libertad Lech Wałęsa. 
 Time cover, December 1980

El antiguo líder de Solidarność y primer presidente democrático polaco tras el comunismo contestó entonces que tal encuentro no pasaría de una sesión fotográfica y que en tal cosa él no estaba interesado.

27 may. 2011

Solución China: Masturbot

 

Los ingenieros chinos han encontrado la solución para el grave problema social nacional de la enorme desproporción de géneros, un fruto de la política del hijo único con injerto de la tradicional preferencia por el hijo macho. De momento, el equipo ya se usa en hospitales para la recolección de esperma, así como para el esparcimiento de doctores estresados. El masturbot cuesta hoy unos 3.000 dólares, pero se estima que las versiones futuras serán considerablemente más económicas. Aunque, en definitiva, incluso en China una esposa suele salir más cara que eso. Los únicos insatisfechos con el nuevo aparato parecen ser los fabricantes japoneses de muñecas sexuales, que apostaban seriamente por el mercado chino. Por último, hay que añadir que la máquina incluye un programa de entrenamiento contra la eyaculación precoz. Infelizmente, llega muy tarde para el Adelantado Fidel Castro, que de haber tenido una hace 60 años le hubiera ahorrado al mundo asaltos y sobresaltos.

22 may. 2011

Ecuación Siniestra


Menos votos al PSOE Más votos al PP
Menos votos al PSOE + Indignados Gilipollas Menos votos al PSOE + Menos votos al PP
Menos votos al PSOE + Menos votos al PP Más votos a la fauna zurda menor (IU++)
Más votos a la fauna siniestra en total Menos poder a la diestra

En fin, al igual que en los EE.UU., en España los conservadores carecen de la astucia y la maldad de los socialistas. Aunque claro, tras un gilipollérrimo (gilipollas acérrimo) tan absoluto como el ZP de los cojones (blandos y pequeñitos) puede que no ayuden ni trucos, ni bombas, ni la madre de los tomates rojos.

21 may. 2011

Spanish Rehab: Terapia Antiporros

La juventud española, la más viciosa de Europa, intenta rehabilitarse voluntariamente.

Pero la terrible dicotomía entre la mezquindad y el socialismo en la mentalidad ibérica no tiene remedio.

19 may. 2011

Bloody Sunday

18 may. 2011

Os@m@'s Last Tweet

La Revuelta Arabe llega a Al-Andalus

Hasta hace poco Almudena Medina Alcántara sólo pensaba en dormir, comer y follar. Pero el impulso congénito que se sacude desde los confines remotos del Yemen hasta el vecino Marruecos ha alcanzado a la juventud morisca más septentrional.



Por su parte, Elías Benavides García[1] ha retomado con enorme placer la tradición de sus ancestros: arrojar alpargatas.


[1] Pues sí, García es de origen moruno también. Y no, Pérez no, Pérez es judío.

15 may. 2011

The Truth About Osama's Death: Seal didn't seal his belt!



And then Obama had to lie...

14 may. 2011

Pornografía Islámica

Las revelaciones sobre las películas pornográficas halladas en el rancho de Osama bin Laden han empañado su reputación de pío varón islámico. No queremos defenderlo, pero -como puede verse en este afiche de uno de dichos filmes- lo cierto es que se trataba de pornografía halal, o sea, islámicamente correcta.

13 may. 2011

La Memoria de Rodrigo Altamirano

 
No tenés más coyunda que el tiempo;
cuanti más tiempo pase, tendrás más ricuerdos.
                     -Alfredo Zitarrosa, 1966

I

Recuperaba la conciencia lentamente. Ante sí veía una imagen nebulosa. Sin embargo, algo comprendió Rodrigo Altamirano tras unos instantes: que yacía en el suelo. Y de inmediato supo por qué. Eso le trajo de vuelta el dolor. Y enseguida se borraron las nubes de su vista. El cielo era azul allá en lo alto. La noción de la distancia despertó los oídos del soldado, en tanto asimilaba que la lucha había terminado. No había alaridos, ni imprecaciones, ni el inequívoco sonido de golpes y tajos sobre la carne. En cambio, escuchó el sobrio ajetreo con el que se despoja a los muertos. Con algún esfuerzo giró la barbilla hacia su hombro izquierdo, y bajo la vista. Así pudo ver que a su alrededor se encontraban otros cuerpos. Todos cristianos. La mayoría ya sin más prenda que un jubón. También Rodrigo. La posición le produjo un aguijón de pena. Un vapor de lágrimas cubrió sus ojos. No obstante, pudo observar aún que de su costado izquierdo -allí donde la camisola era bermeja- afloraba, cual tallo partido, una flecha. Quiso llevar su mano derecha hasta la herida, pero no pudo. Tampoco consiguió mover las piernas. Fue ahí que se percató de que el dolor no provenía de su torso, tan insensible como sus extremidades. No, el dolor salía de la nuca, o de la parte posterior del cuello. Notó, además, que ya no portaba yelmo. La humedad bajo su cabeza debía ser su propia sangre. Entonces recordó que en el combate trató de esquivar la macana de un nativo, mientras le sujetaban otros cuatro. Maldijo la obsesión de los indígenas por atrapar vivo al contrincante. E intuyó que lo habían dado por muerto, inútil para otros menesteres. Si su cuerpo hubiera estado sano, habría sentido un escalofrío de pánico recorrer su espalda. Empero, en su postrada condición apenas le tembló la mandíbula y vomitó breve de miedo.

Después, más sereno, Rodrigo trató de pensar en otra cosa. El sabor de la bilis cedió su lugar a una enorme sed. Sintió que le ardía la garganta. Y su mente voló hasta el aljibe de Cáceres, su villa natal. El agua sabía un poco amarga, como las bocas de las leonesas de San Mateo. Por ellas Rodrigo osaba subir desde la castellana Santa María hacia el barrio de los leoneses. Hasta que preñó a una y le prometieron mucho más que otra zurra. En Sevilla abordó un bajel rumbo a Las Indias. Y el Nuevo Mundo, con su inverosímil efecto en los hombres audaces, cambió su vida para siempre. De repente, Rodrigo Altamirano se resignó. Se consintió a sí mismo la inminencia de la muerte. Captó como se distendía su ánimo y como se volvía a nublar su vista. Cerró los ojos como un último acto de voluntad. Y ya no percibió a los tres indios que se acercaban.

II

- ¿Es éste pues? –preguntó uno de los salvajes, particularmente pintarrajeado para la guerra.

- Es él, sí… –contestó el más joven, que se mostraba sobrecogido, como si aquel cuerpo inerme representase un peligro.

- Ese demonio blanco le arrancó las semillas a mi hijo –masculló el tercero, más viejo que los otros dos-, no más que por puro regocijo.

- Lástima que esté muerto –sentenció con autoridad el cacique pintado, inclinado sobre el hispano-. Nos comeremos su carne esta noche, así su alma no podrá ir al paraíso de los guerreros.

Luego el jefe se irguió y colocó una mano manchada de sangre sobre el joven.

- Pero antes tú lo desollarás -añadió compasivo-. ¡Bailarás esta noche vestido con la piel de tu enemigo!

III

La fina punta de obsidiana abrió en un largo corte la piel desnuda del conquistador desde el cuello hasta las vergüenzas. Pero fue la sacudida con el primer jalón del cuero lo que despertó a Rodrigo Altamirano.



2 may. 2011

Venganza

La noticia es tremenda: un comando de Navy SEALs se ha cargado a Osama Bin Laden mediante una operación de exterminio en Pakistán. En Abbottabad, una ciudad militar a 60 km de la capital Islamabad, el famoso terrorista acampaba tranquilamente en una cómoda villa construida para él hace seis años. Tenía escasa compañía: dos guardaespaldas, algunos hijos y una de sus esposas. 

La información que llevó al éxito se obtuvo hace cuatro años en Guantánamo, donde varios muyajedines no se adaptaron al waterboarding y delataron al correo favorito de Osama, cuyo paradero junto a su patrón en Abbottabad fue ubicado en agosto del 2010. Desde entonces los días de Osama los contaba Obama.


El cadáver de bin Laden fue arrojado al mar. Los islamistas no podrán peregrinar hasta su tumba, pero siempre les quedará la opción de arrojar flores -o cartuchos de dinamita- al océano.

Hasta ahí era una película bonita con un final feliz. El problema es la edición. La primera versión que salió de los estudios americanos contenía una escena de Osama fusil en mano disparando a los SEALs que le conminaban a rendirse. Sin embargo, por alguna razón, se re-editó la escena. Ahora Osama aparecía armado de forma imprecisa, y escondido tras su mujer, que le protegía como escudo humano. Ella era abatida y luego él. De alguna manera la nueva versión tampoco gustó, y ha salido una tercera. Aquí Osama se encuentra desarmado y se oculta detrás de su mujer. Al entrar los americanos, la mujer se lanza sobre uno de ellos y recibe un disparo en una pierna. El inerme terrorista muestra entonces resistencia -concretamente, una mirada de odio- y resulta baleado en la cabeza dos veces. 

Bueno, pues a mí todavía no me convence. Creo que hay que ponerle emoción a la escena. Falta un diálogo. 

He aquí mi modesta propuesta.

La esposa (en árabe, saltando hacia el soldado): ¡Ay, sálvame, gringo...!

First Navy SEAL: Fuck you...!

PAM [disparo]

(La esposa cae al suelo, herida y gimiendo.)

Osama (en árabe): ¡Mátala, coño!

First Navy SEAL: What did he say?

Second Navy SEAL: I think... "fuck you too!"

PAM  PAM 

Related Posts with Thumbnails