19 may. 2009

Las notas perdidas del Diario del Che en Bolivia 29

Foto: Che cogiendo cajita.
Julio 11 de 1967
[…]
Otro día lluvioso y otra vez nos despistamos. Además, en esta ocasión perdimos el rastro de la vanguardia. Necesitamos dos radios: uno para Joaquín y otro para Miguel. Espero que este último haya aprendido la lección de lo sucedido con el primero y regrese a buscarnos.

Jugoso asado del ternero de hoy. Me tomé el trabajo de estar pendiente para que los cubanos no me chamuscasen la carne de nuevo. Tocó a más, dada la ausencia de los hombres de Miguel. Faltó un poco de chimichurri.

Julio 12 de 1967
[…]
El día entero no nos movimos del lugar, para no quedarnos también sin vanguardia. Fue una sabia decisión, pues al oscurecer apareció Pocholo con un mensaje de Miguel. Básicamente se trataba de dos asuntos: informar de que no habían encontrado camino y preguntar por la parte del ternero de su gente. Le envié una respuesta enojada, advirtiéndole de que no permitiré demandas ni ambiciones, y mucho menos sin éxito en el cumplimiento de las tareas asignadas.

La radio dio parte de un muerto nuestro en un enfrentamiento en Iquira. Puede haber sido la gente de Joaquín, o tal vez algún simpatizante que intentaba localizarnos para unirse al ELN.

Julio 13 de 1967
[…]
Me caí aparatosamente mientras descendíamos una pendiente muy resbalosa. Moro y Negro intentaron ayudarme cuando me agarré de ellos, mas sólo consiguieron que los arrastrase conmigo. El Moro cayó debajo de mí, y el Negro se partió dos dientes al golpearse contra una piedra. A mí no me pasó nada. Es la suerte de la experiencia.

Hacia el mediodía alcanzamos a Miguel. Sus exploradores hallaron un rancho abandonado, donde decidimos pasar la tarde y la noche, dado que había suficiente comida: maíz, papas y un poco de carne seca.

Anocheciendo la posta capturó a un espía. Era Aurelio, el dueño de la casa. Tras interrogarlo debidamente, quedó claro que abandonó la casa al vernos llegar, pero volvió por temor a perder sus pertenencias. Se le pagó por el consumo, lo cual le demostró que estaba equivocado respecto a nosotros. Entonces confesó que había soldados en la finca del alcalde, a un par de millas de distancia, y que probablemente ya sabían que estábamos aquí. Eso conllevó otro interrogatorio, resultando en que la mujer del alcalde nos había visto, pues estaba con Aurelio cuando abandonaron el rancho.

Además de indolentes y desconfiados, son unos promiscuos. Y el imperialismo campeando por sus respetos. Un panorama desconsolador. Precisamente por ello es nuestro deber continuar esta lucha.

[…]

7 comentarios:

  1. Las veleidades del imperialismo promíscuo frente al austero guerrillero que se arroga el derecho de decidir quién come qué, mientras arrastra a otros en su caída. Mágnifico retrato en blanco y negro con todos sus grises.

    ResponderEliminar
  2. El mesoamericano triunfara!

    Sabes quienes son la contenta sonriente a la derecha de Aleida, se da un aire con Celia pero esta muy gorda o es que cogio muchas cajitas. Y el mulaton "indiao" de la extrema derecha es Harry Villegas, es decir Pombo?

    ResponderEliminar
  3. En Ontario con casi 12 millones de cristianos,judios, musulmanes, hindues, budistas, adventistas del 7mo, 8vo y enesimo dia, protestantes, no protestantes, ateos, brujos, africanos de cualquier denominacion regiliosa, negros caribenos, brasilenos que creen en cualquier cosa, portugueses catolicos y anarquistas, menonitas y un sin fin mas que pasan de 140; solo 37 mesoamericanos de cada 100 terminan la high school que aqui la terminan hasta los que padecen lamentablemente del sindrome de down y no estoy bromeando. Los negros son los otros mas destacados con un 42%, mientras que rubiecitos, chinitos e indiecitos de la India no de mesoamerica superan el 75%. Los chinitos alcanzan un 82% y despues la gente se pregunta porque los chinos son una amenaza y los mesoamericanos siguen comiendo con las manos por aquello de la tradicion.
    Ocupaciones de los chinitos, indiecitos y rubiecitos no importa si llevan 10 generaciones aqui o acaban de landing: cualquier cosa que haya que hacer en una oficina. Ocupacion de los mesoamericanos: cualquier cosa que haya que limpiar.

    ResponderEliminar
  4. Lázaro,
    sí, el prieto es Pombo. La de atrás es una guaricandilla desconocida. Pero lo que me falta por definir es si la caja de Pombo es de ron, de cigarros, de café o de latas de sardinas.

    En cuanto a lo otro, pues tus estadísticas lo dejan muy claro: El mesoamericano es aquel con mayor espacio para superarse, con mayor longitud desde su cabeza hasta el techo de la especie, con mayor potencial progresivo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Muchachos... la caja contenia latas de leche condensada...!!!! Estaba acaparando ya para llevar a Bolivia!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails