22 may. 2009

Las notas perdidas del Diario del Che en Bolivia 30

Muyachedín
Julio 14 de 1967
[…]
Por la mañana nos percatamos de que no quedaba nada para desayunar. Nos vimos obligados a salir en medio de la lluvia para requisar algunos víveres en casa de Pablo, el vecino más próximo. Resultó ser un hermano de la mujer del alcalde. Y allí estaba la susodicha en temprana visita. Era evidente que intentaba saber de Aurelio. La tranquilizamos, asegurándole que el hombre se encontraba en perfectas condiciones. No lo creyó hasta que se lo trajimos. Se abrazaron como si Aurelio hubiera escapado del mismísimo demonio. Por lo visto, los tortolitos cuentan con la complicidad de Pablo y su mujer.

La esposa del alcalde nos juró que no había dicho nada a nadie sobre nuestra presencia para no poner en evidencia su aventura. Decidimos llevarnos a Pablo y Aurelio como guías para prolongar esa discreción. Partimos al mediodía entre el ruido de la lluvia y el llanto de las mujeres.

Nos dirigíamos hacia Pampa cuando encontramos a un soldado y un campesino que platicaban animadamente por el camino. El soldado llevaba una carta de su teniente y el campesino, una carga de harina. Incautamos ambas cosas.

El soldado reportó que su pelotón se hallaba operando en Pampa con 30 hombres. Demasiados. Nos desviamos hacia Florida.

Buenas noticias en la radio. El Partido Socialdemócrata y el Partido Revolucionario Auténtico le han dado la espalda al gobierno y se salen del Frente de la Revolución Boliviana que encabeza el general Barrientos. También la Federación Campesina amenaza con romper el Pacto Militar-Campesino y retirar sus milicias del cordón de seguridad que vigila a los mineros, si se llegara a dar el caso de que Barrientos incorpore a la Falange Socialista al FRB.

El poder reaccionario se descompone en cada uno de sus ingredientes.

Análisis político-militar:
Si tuviera ahora otros 100 guerrilleros, me abriría paso hasta la cuenca minera para integrar a los milicianos campesinos en el ELN. Ya con eso seríamos unos 1.000 hombres armados. De paso, reclutaría ahí mismo a los mineros más combativos. Claro, habría que colocarlos en columnas separadas de los milicianos campesinos, debido a los muertos en la huelga. Con tales 2.000 o 3.000 combatientes tomaríamos la ciudad de Potosí. No sería difícil entonces convocar a todas las fuerzas revolucionarias a congregarse en la provincia liberada. Calculo que de 10.000 a 15.000 efectivos sobre las armas. Sin contar que seguramente algunas unidades militares se nos sumarían también. Atención: a estos hay que tratarlos con tacto pero vigilantes, hasta que podamos prescindir de ellos. Con tantos bolivianos, ya podría dejar a los cubanos únicamente para mi escolta. Son más confiables y, por otra parte, no tienen nivel para tomar decisiones de mayor envergadura.

A esas alturas podría enviar dos columnas invasoras hacia Oruro sin debilitar nuestras posiciones en Potosí. Una columna al mando de Inti y otra con Coco al frente. Dos hermanos, para evitar celos exagerados y estimular la coordinación y el apoyo mutuo. En ese momento, mientras la lucha en Oruro, la antesala sureña de la capital, se vuelve encarnizada, marcharíamos sobre Cochabamba con el resto del ELN y los que se nos unan por el camino. Eso haría retroceder al ejército de Oruro hacia La Paz para proteger la provincia capitalina. Y con ello el ELN tendría a La Paz atenazada entre nuestras fuerzas en Cochabamba y Oruro. Pan comido.

Cien compañeros más. Eso es todo lo que necesito.

Eso y las medicinas para el asma.

Julio 15 de 1967
[…]
La vaca que sacrificamos quedó fenomenal. Se puede decir que ya los combatientes del ELN van aprendiendo a asar correctamente. Obvio que no como un argentino, ni siquiera como un uruguayo; pero aceptable, sin duda alguna. La idea de dirigirnos a este chaco solitario para agarrar una vaca vino de Aurelio. Dijo que pertenecía al alcalde. Parece que Aurelio lo respeta poco.

Barrientos dio a conocer el inicio de Cintia, una nueva operación contra nosotros. Promete que nos quedan pocos días. Pura demagogia militar.

Este lugar no es seguro. Tenemos que movernos con mayor velocidad.

Julio 16 de 1967
[…]
Todos extenuados, hombres y bestias. Los guías dicen que vamos bien, pero sólo avanzamos abriendo un trillo a machete. Aurelio prometió que pronto llegaremos a un chaco de naranjas muy dulces. Eso le ha dado nuevos bríos a los chapeadores.

Julio 17 de 1967
[…]
Encontramos el naranjal. Las matas estaban secas.

Al menos había agua.

Julio 18 de 1967
[…]
Nos perdimos. Los prácticos declararon que no sabían dónde estábamos.

Fue Miguel quien nos sacó de apuros, descubriendo al azar con el machete el camino de Piray. Allí liberamos a los tres inútiles campesinos y al soldadito, quien prometió desertar pero tampoco se quiso quedar.

[…]

5 comentarios:

  1. Otra vez... para Florida! Eso era en lo unico que estaba claro....!

    ResponderEliminar
  2. Amigo Guicho,
    En Florida, me permite, la descomposicion de ingredientes reaccionarios persiste?
    I adore your wit, dear friend...

    ResponderEliminar
  3. Sin dudas nunca brillo mas alto el genio politico y militar del profesor de asados con vacas ajenas

    ResponderEliminar
  4. Este es el verdadero diario, el otro es un apócrifo.

    ResponderEliminar
  5. Grandes estrategias de guerra, era sin duda alguna, un genio... jajajaja.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails