20 jul. 2011

El Cubano Más Valiente

¿Quién es el cubano más valiente y más patriota del último medio siglo?

 No lo son, ni de broma, los disidentes socialdemócratas o ese faquir con su suero nutritivo intravenoso o intrarrectal. 

No lo son, desde luego, esos temerarios neopolinesios que cruzan en inauditas balsas el Estrecho de la Florida.

No lo son los escasos indoblegables del exilio, únicamente vencidos por un enemigo más implacable que Fidel Castro o Gengis Kan: la edad.

No lo son los innumerables presos políticos que han humedecido por días o décadas las mazmorras castristas, ni aun aquellos que perecieron en ellas.

No lo son ni siquiera Porfirio Ramírez, Tomás San Gil, Plinio Prieto, Cheíto León, ni los demás fieros alzados del Escambray que enfrentaron los peines de millares de milicianos tarados, empeñados con éxito en asegurar un futuro hecho de ruinas y picadillo de soya. 

No, no es ninguno de los anteriores.

El cubano más bravo, el patriota más grande que ha tenido la isla en 50 años, ese hombre con las pelotas de granito y forradas de titanio es el tipo que le destrozó las entrañas al dictador sin más arma que un bisturí. 

No sé cómo se llama, pero ese médico heroico llegó más lejos, y sobre todo más profundo, que todos los paisanos y amigos que deseamos ver a Cuba liberada del tirano comunista. Cuando la Antilla mayor sea libre habrá que hacerle un monumento al intrépido doctor que tasajeó salvajemente las tripas del caudillo. ¡Casi lo logra ese valiente de bata blanca! Tan cerca estuvo del merecido final la Bestia de Birán que sólo una infame intervención española pudo salvarlo. (Por supuesto, a cambio de la vida del dictador habrá más muertes, como esa que llegó hace poco a Barajas en un tren de aterrizaje.)

En fin, es cierto que tampoco él consiguió la libertad de Cuba, pero ese bravo patriota -todavía desconocido- dio una carga al escalpelo formidable. La más hermosa desde Peralejo.

6 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, y qué pena que no se le resbaló el bisturí hasta el corazón.

    ResponderEliminar
  2. Tú sí le haces honor a Mañach ! Eres una pasada tío ! te dirían por estos lares !
    Un admirador

    ResponderEliminar
  3. Las ayudas al tirano vinieron desde España, cuando acabe esta pesadilla en Cuba deberían hacer un listado de los españoles traidores con el pueblo cubano, desde Zapatero, Moratinos, la Trini, Llamazares y por contra aquellos que hicieron algo por Cuba como Aznar o el grupo informativo de Libertad Digital.

    ResponderEliminar
  4. Muy bien escrito, contundente y preciso. Chapeau.
    Saludos,
    Isis

    ResponderEliminar
  5. A MI ME GUSTARIA SABER TODA LA VERDAD, AHORA, NO DENTRO DE SEIS AÑOS, SOBRE QUIENES Y COMO Y CON QUE MONEY EN SU CASO AUTORIZÓ ESE VIAJE DEL CIRUJANO DE LA S.S. ESPAÑOLA, SANIDAD MADRILEÑA, POR ESE TIEMPO NO CORTO (AUTORIZAR VACACIONES, O COMISION DE SERVICIO ESPECIAL, U OTROS PERMISOS ADMINISTRATIVOS O DIPLOMATICOS ESPECIALES).

    Y LO MISMO EXACTO DEL ESPAÑOL QUE TAMBIEN DICEN QUE OPERÓ A CHAVEZ HACE SEMANAS... Y DEL QUE NADIE DICE NI MU... QUÉ RARO...

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails