18 mar. 2013

Irrepetibles Tríos Bolivarianos

 La muerte del polifacético Hugo Chávez no sólo se nota en el espacio político. Su ausencia como artista es a todas luces más lamentable. 

 Hugo cantaba de una forma única. A mi juicio fue el mayor exponente del folclor venezolano después de la Santa Trinidad de la Música Llanera: Simón Díaz, Mario Suárez y Hugo Blanco. 

 Sus incursiones en la música ranchera también resultan inolvidables. No es que causara susto a Vicente o Alejandro Fernández, pero podía competir con Pepe Aguilar de haber insistido. 

 Ahora bien, en la balada -hay que reconocerlo- a Hugo sí le faltó un poquito más de presencia física para plantarle cara a José Luis Rodríguez o Guillermo Dávila. 

Hubo más, mucho más, sin embargo, donde la música de Hugo Chávez dejó una huella imborrable fue en los tríos románticos. Desde la época dorada de Los Panchos, Los 3 Caballeros, Los 3 Reyes, Los 3 Ases y el Trío Vegabajeño el triple lucero de los guitarreros no había brillado tanto como en los tríos que formó Hugo. 

He aquí nuestro breve homenaje a los cuatro mejores, y ya irrepetibles, tríos chavistas. 

 Los Indios Tembarajan: conformado por Hugo, Felo y Evo, este trío instrumental fue el proyecto más persistente de música indigenista del siglo XXI, y el más melódico que se recuerda desde Los Indios Tabajaras. Temas como "Lamento Guaraní", "Lágrimas de Indio" o "Indiecito Desahuciado" se pueden escuchar en aquellos elevadores públicos que aún funcionan en Caracas.

 Los Mercosucas: integrado por Hugo, Néstor y Lula, fue el trío más heterogéneo de su época, cantaban tanto llanera como tango o bossa nova, generalmente al mismo tiempo. Esta bonita fotografía proviene de la contraportada de su único LP “Veintinueve Dedos”

 Los Narcosucas: formado por Hugo, Evo y Daniel, fue el trío más temerario de comienzos de siglo. Causaron sensación más allá de los predios musicales interpretando controvertidos temas como “Coca Pa’ Ti” o “Chavala de 11 o 12”

 Trío Chupeta: compuesto por Lula, Hugo y Evo, fue una agrupación que, pese a su efímera existencia, alcanzó a grabar un disco sencillo de enorme éxito. Dicho single contenía por ambas caras un huayño boliviano con arreglo de samba titulado “La Lambida” que arrasó en las discotecas bolivarianas, petistas y cocaleras.

3 comentarios:

  1. Como me he reído. Sin duda es excelente. Tu ocurrencia es genial y siempre das en el clavo.
    Sharpshooter

    ResponderEliminar
  2. Brother meao de la risa

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails