28 sept. 2009

Las notas perdidas del Diario del Che en Bolivia 48

Recursión
Septiembre 9 de 1967
[…]
Parece que podremos salir adelante cruzando el río. Los animales tendrán que nadar, pero para nosotros debe haber algún vado. Saldremos mañana, puesto que hoy todavía nos queda carne de vaca.

Me tocó hablar con Aniceto. Dijo que su fe revolucionaria se mantiene muy firme y que, además, no confía en la promesa de amnistía del gobierno. Prometió no llorar más por las noches.

Septiembre 10 de 1967
[…]
El cruce del río resultó un desastre. Primero los animales no querían caminar. Luego tampoco querían nadar. El más terco fue el mulo macho. Se negó de forma tajante a entrar en el agua y permaneció en la orilla. Se quedó con los cuatro fusiles y la munición que cargaba. A lo largo de nuestros largos años de lucha hemos visto muchos desertores, mas no recuerdo ninguno que se llevara tantas armas.

Yo perdí los zapatos mientras nadaba con la mula. No creo que estas improvisadas alpargatas de trapo me duren mucho. Peor está el Ñato. Envolvió su ropa y sus armas en un hule y se lanzó al río. Lo perdió todo. León casi se ahoga junto con la otra mula intentando cargarla. Una vez alcanzada la otra ribera armamos el campamento junto a un arroyo y recapitulamos la situación. A las pérdidas de armamento, ropa y calzado hay que sumar el reanimado lumbago de Muganga. Y ahora también tiene dolores en piernas y brazos.

Por la tarde han pasado aviones y helicópteros varias veces. Es para preocuparse. E igualmente el hecho de que, una vez más, nos perdimos.

No obstante, lo más extraordinario de la jornada fue que me bañé por primera vez desde febrero. Por lo visto, aún dispongo plenamente de mis capacidades. He roto mi propio récord de la facultad de medicina y casi duplicado mi mejor marca de campaña en la Sierra.

Septiembre 11 de 1967
[…]
Con cobertura de la retaguardia Ñato y Coco cruzaron el río de vuelta para capturar al mulo desertor. Tuvieron suerte y lo encontraron pastando bastante cerca. El mulo se mostró arrepentido y dócil. Dado el éxito de la operación, estuve tentado de enviar a algunos hombres río abajo en busca de mis botas. Al final desistí de tal propósito debido al peligro de emboscada.

Dos grupos de exploradores partieron río arriba y por el arroyo. Regresaron sin mayores novedades, si bien tampoco fueron muy lejos.

La disciplina todavía no es óptima, a pesar de los meses de integración combativa que llevamos. Hoy el Chino delató al Ñato por asar y comerse un filete entero de la reserva. De inmediato lo insulté muy furioso por no haberlo impedido. Con Benigno y Pombo mandé a buscar al Ñato. Este alegó que el Chino se comió la mitad del filete, pero que se disgutó porque le tocó la mitad más flaca. El Chino refutó de forma categórica tal planteamiento. El Ñato insinuó entonces que los chinos son mentirosos por naturaleza. El Chino replicó que los indios, en cambio, son unos ladrones. Parece que el Ñato se molestó con esa, ya que afirmó que era mejor ser indio que chino, maricón y peruano. El Chino le partió para encima al Ñato, y me vi obligado a intervenir con ayuda de Benigno y Pombo. Destituí al Chino y puse a Pombo otra vez en su lugar. Al Ñato sólo le tocará ubre, pezuña y cuerno de la próxima vaca.

Barrientos anunció por la radio que hace rato se me puede dar por muerto y que mi figura no sirve para otra cosa que propaganda. Ambas aseveraciones son absurdas hasta el delirio. Horas más tarde el general salió de nuevo ofreciendo por mi captura 4,200 dólares. Un precio ridículo, eso es lo que vale uno solo de mis Rolex.

Tuve una larga plática con Pablo. Le atormenta nuestro aislamiento en medio del acoso militar. Le dije que era cuestión de tiempo, uno o dos años, hasta que el pueblo nos comprenda y apoye. Me miró tan preocupado que casi por reflejo aumenté el optimismo hasta uno o dos meses. Recobró el ánimo y se despidió con un firme “¡Patria o victoria: hasta la muerte siempre!” Abrí la boca para corregir la consigna, pero él ya se iba y yo tenía sueño.

[…]

8 comentarios:

  1. A esta gente ante todo habria que haberlos llevado a un tribunal por matanzas y maltratos a los animales, que fueron realmente las acciones combativas del glorioso ejercito guerrillero del che. al parecer pablo era el unico tipo claro ahi. chico y esta gente no tenian un mapa y una brujula o no sabian orientarse por las estrellas y el sol? esta era la guerrilla de los perdidos.

    ResponderEliminar
  2. Guicho si no terminan pronto con ellos hubiesen acabado con todo el ganado de la zona. Hasta el mulo estaba renuente de semejante compañía, por desgracia para él lo volvieron a capturar y si lo apretaban un poco terminaba echándose las culpas de los fracasos de la guerrilla.

    No había dejado comentario antes porque estaba trabajando y solo entré a echar un vistazo e irme contenta para la "pincha" como decimos los cubanos.

    ResponderEliminar
  3. Guicho, la foto(?) Obama con la esperanza en el Che (???)
    Que Dios nos coja confesados!

    ResponderEliminar
  4. Sencillamente genial. La foto vale un millón de pesos.

    ResponderEliminar
  5. Esa foto en la camiseta, amigo Guicho, buenisima...y el argentino alucinando y no por un sabroso pellote, sino por el hambre, por la maldad, por el presentimiento al ridiculo y por una muerte inconsecuente.

    ResponderEliminar
  6. El mulo desertor y la consigna de despedida de Pablo: priceless!

    ResponderEliminar
  7. Hola, muy bueno tu blog, los invito a todos a llegarse a CUBA NOTICIAS el sitio de los cubanos, pon tus posts o otras noticias cubanas de cualquier pagina, para que sean comentadas y votadas si tus posts alcanzan suficientes votos llegaran a la portada y seran vistos por miles de personas,tambien podras comentar y votar los otros posts que prefieras, CUBA NOTICIAS es el sitio donde están los verdaderos temas sobre la realidad cubana escritos por cubanos de todo el mundo.

    CUBA NOTICIAS
    http://cuba.corank.com

    ResponderEliminar
  8. Güicho, as you know, you are the best!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails