1 may. 2010

David will meet Kimbo!

David

David Kernell es el hijo de un representante demócrata de Tennessee. Hace 2 años, mientras cursaba estudios universitarios, David decidió que haría su parte en aras de la victoria de Barack Hussein Obama, pues ya era hora de ver a “un afro-americano al mando”.

Mas no se trataba de aportar dinero a la campaña del keniano-hawaiiano de Chicago, colocar unas pegatinas en el chasis de los diversos vehículos de la familia y, finalmente, dar su voto al candidato. No, David quería ir al seguro. Y decidió que una opción buena y barata era invadir la cuenta de mensajería electrónica de Sarah Palin. Allí seguramente hallaría numerosas porquerías, las cuales revelaría a todos en el internet, destruyendo así la carrera política de la gobernadora y garantizando el triunfo de su ídolo.

Y funcionó, al menos la primera parte. David consiguió entrar en la cuenta de Yahoo de Sarah Palin de una manera bastante trivial: para el caso de olvido de la contraseña ella había colocado como preguntas de seguridad sus datos y fechas reales. Desafortunadamente, igual de inocente era el contenido de los emails. No había material escandaloso, cero complot, cero Watergate, cero correspondencia con el Ku Klux Klan, nada. David encontró textos triviales -políticos o no-, el número del celular de Bristol -la hija de Sarah-, y algunas fotos privadas muy comunes y corrientes. No obstante, David lo hizo todo público en la red. Se hace el daño que se puede, no siempre el que se quiere. Y no tuvo el efecto que David pretendía, por supuesto.

Como se sabe, en definitiva Barack Hussein no ganó por la abnegada ayuda de David, sino por los votos de gente como él.

Sin embargo, a la postre el asunto sí ha tenido consecuencias halagüeñas para David, tal como él quería. Al final el muy bellaco se ha salido con la suya. Resulta que un tribunal en Knoxville acaba de declarar a David Kernell culpable de robar datos, cometer fraude, asumir una falsa identidad y obstaculizar la justicia. ¿No está claro todavía? La penalidad para eso suele ser varios años de cárcel. Y allí, desde mucho antes de 2008, hay un afro-americano al mando.

Kimbo

Kimbo's gang

6 comentarios:

  1. jajajajajajajaja.
    eres la candela...

    ResponderEliminar
  2. que abusador eres,para david no se necesita un kimbo que por cierto es muy bueno en la calle pero no pasa del 1er round contra rivales de segunda en el octagon, aunque alguna vez gana. para el buen chico que es david basta con un salvadoreno de 120 libras mal comidas pero de la maratrucha y el blanquito va a coger mas estrallones que un saco de papas en un mercado campesino en la habana.

    ResponderEliminar
  3. A David Ricitos de oro lo pondrán a tejer pasitas en la cárcel.

    ResponderEliminar
  4. ¡Felicidades David!

    Si es preciso joderle la vida a alguien (o intentarlo) para que un progresista llegue al poder y que así cobre más impuestos al pueblo no dudes en volver a hacerlo.

    Da recuerdos al bueno de Kimbo.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails