23 jun. 2011

Balada Alacransada

En la primera mitad de la década 70 del pasado siglo en Europa se pusieron de moda ciertas canciones donde un interlocutor del sexo opuesto declamaba. Quizá la pieza más famosa, que marcó el estilo, fue “Parole Parole”, cantada primero por Mina con Alberto Lupo en 1972 y luego por Dalida con Alain Delon en 1973. Inevitablemente aquel estilo tuvo gran eco entre los europeos más meridionales. Me refiero a los argentinos, por supuesto.

Este es mi TOP 5 de la balada dialogada argentina.

# 5 “Dime, ¿qué tiras al agua?” por Alberto Cortez
Una pieza que resulta fatal no sólo ecológicamente. En 1974 el desalentado Alberto se había refugiado en España, y se le ocurrió escoger a la actriz Juana Ginzo para declamar, pero reprimiendo la ce y la zeta. Quedó tan auténtico como una sobrasada de tofu.

# 4 “Prometimos No Llorar” por Palito Ortega
En este tema de 1972 Palito tararea y declama de forma aceptable. La piba, no tanto. Y tanto menos llorando.
Ella: Te quiero…
El:   El amor es otra cosa, boluda…
Sencillamente inolvidable.

# 3 “Palabras, Palabras” por Silvana di Lorenzo
Grabada en 1974, es ésta, sin la menor duda, la mejor versión hispana del clásico italiano. Lamentablemente el pelotudo que recita con la voz del actor Osvaldo Brandi también arruina un poco la grabación.

# 2 “La Foto De Carnet” por Leonardo Favio
En 1971 el bardo peronista impartió una lección -a la que Palito no asistió- sobre cómo hacer llorar a las pibas de forma convincente, e incluso con cariño.

# 1 “Nos Amamos” por Roberto Livi
La tardía versión hispana del clásico francés de Georges Chelon, editada en 1973, está bien hecha. Menos, tal vez, algunas frases desgraciadas hacia el final. Mas, pese a cualquier posible imperfección, cuando la piba suelta aquello de “Y dsho... dsho soy toda tudsha…” sabe a miel el mate.

4 comentarios:

  1. Abro su blog, amigo Güicho y me digo a mi misma:
    -Ahora a divertirte o a enfurecerte"
    Siempre, siempre, se me estimulan las neuronas. (wink, wink)
    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. - ¿Cómo te llamás?
    - Amor.
    Ja ja ja. Me recuerda cuando conocí a mi maridito...
    Y sólo voy por la primera, a escuchar las otras... A veces parece detectarse un cierto temblor emotivo en las voces que indica que sí, que también a ellos les hace gracia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Tremendo paseo por Nocturno. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por la visita, queridas amigas.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails