12 sept. 2007

El padre de la distopía

Eugenio Zamiatin es el padre de la distopía. Este sujeto con cara de co-fundador de la Cheka y expectativas burguesas -quería estufas, o al menos leña, en el invernal Petrogrado soviético- fue el fundador del género de la anti-utopía, también conocida como distopía o трахнутый utopy (utopía jodida), que llegaría a ser popular mucho más tarde con Aldous Huxley y George Orwell.

Yevgueni, nacido en 1884, fue bolchevique. Al menos mientras duró el zarismo. Pero ya en 1918 chocó con la bola. La bola era bien dura. En 1920 estaba tan claro del prometedor futuro del socialismo que escribió la opera prima de la distopía, su novela My. Eso en ruso no significa un canto a la propiedad privada (My, Mi, Meu, Mon, Mein), sino todo lo contrario: "Nosotros". No lo designaron co-fundador del Gulag de milagro. Sobre todo porque era socio de un tal Máximo Gorki, un tipo comprometido con el partido y con los amigos, que contaba con muy buenas conecciones en el Kremlin rojo. De todas maneras le prohibieron sucesivamente escribir My II, El regreso de My, y sobre todo La Venganza de My. En 1929 le dijeron incluso que no podía usar máquinas de escribir, ni plumas, ni lápices, y papel sólo si iba al baño. En 1931 Gorki, un tipo comprometido con Stalin y con los socios que le quedaban, le consiguió una carta blanca para salir de la Unión soviética, y Eugenio se fue con su mujer a París. No vivió mucho para disfrutar de la calefacción francesa, falleció de muerte natural en 1937.

Aquí están su seminal novela Nosotros, que inspirara el 1984 de Orwell, y el relato La Cueva, una convincente descripción del comfort bolchevique. Ambos textos de 1920.


Yevgueni_Zamiatin_Nosotros.zip

Yevgueni_Zamiatin_La_Cueva.zip

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails