4 ago. 2008

Fragmentos del diario de un OeNeGeta


Mayo 23
Por fin conseguí la licencia del decano para tomar un año sabático. Después de 18 semestres estudiando creo que me lo merecía. Sin contar que ya no veía manera alguna de financiarme el próximo. Mi padre está cada vez más reaccionario. También el Banco Universitario me negó un nuevo préstamo. Y lo peor: el fondo para estipendios de las Juventudes Socialistas Alternativas está vacío. De nada me sirve mi buena relación con Christine, que ahora trabaja de secretaria en la central de la JSA. ¡La dulce Christine! Los dos años que estuvimos saliendo son sencillamente inolvidables. Ella estudiaba sociología, creo yo. ¿O era sicología? Solíamos masturbarnos uno frente al otro. Yo me adelantaba, pero la esperaba para acabar juntos. Aquella mirada de mutua complicidad en el momento cumbre era deliciosa. La extraño.

[...]

Junio 26
Hoy recibí la confirmación de la ONG. Me aceptan en su proyecto congolés por un año. Son fantásticos estos Médicos Fronterizos Solidarios. Incluso iré en condición de médico. Me han dicho que, aunque todavía no tengo el título, mi tiempo de estudio me da un nivel superior al de un doctor local. Tengo que presentarme en una semana para comenzar el proceso de vacunación obligatorio. Son 36 vacunas. Imprescindibles para entrar en la selva. Hay que mantenerse sano para ayudar a los enfermos. Pero igual, 36 es una buena cantidad. No se trata de tabletas o supositorios, sino de inyecciones.

[...]

Julio 28
El cursillo de entrenamiento de los MFS es formidable. Somos 16 novatos en el grupo. 14 chicos, o 15, pues con una de las chicas no estoy tan seguro. Todos universitarios. De diversas especialidades. Incluso hay 2 que ya son graduados pero no han conseguido trabajo. Los estudiantes de medicina somos cuatro. Sólo conocía a Richard. Un verdadero veterano. El ya estaba en mi facultad cuando yo me matriculé hace nueve años. Nos llevamos bien, pero no es que seamos grandes amigos. Resulta un poco anarquista para mi gusto. Los otros dos son Jean-Manuel, un español de Montpellier, y Sabine, la chica. Es danesa, según entendí, pero creció en Bélgica. Aunque no le sentó mal, no parece nada tonta. Creo que le caigo bien. Tenemos que compenetrar para poder ayudar en el Congo. No sólo los cuatro médicos, sino también los restantes compañeros, que se ocuparán de las labores logísticas.

[...]

Septiembre 10
Mañana saldremos para el Congo. Estoy un poco nervioso. Quedamos 12 en el equipo. Cuatro se vieron obligados a desistir. Dos por cuestiones de salud. Y otros dos porque encontraron trabajo. Por suerte, Sabine no está entre las bajas. Hoy todos han aprovechado el día para despedirse de familiares y amigos. Menos Sabine, cuya familia está muy lejos. Y yo, pues mis padres no me hablan. No importa, ya lo entenderán cuando sean mayores. Más mayores, quiero decir. Hemos pasado el día juntos, Sabine y yo. La noche, en cambio, dijo que prefería pasarla sola. Pero, bueno, ya habrá otras ocasiones de compartir en la selva, acampando al calor de una hoguera. Durante el día simplemente paseamos por París. Charlamos con los africanos que vendían cosas en la calle, frente a la Basilica de Sacré-Coeur sobre todo. Pero ninguno era congolés. Al menos todos hablaban francés. Es que hay muchos países de lengua gala en el continente negro: Mali, Guinea, Martinica, Guadalupe, Costa de Marfil, entre otros. El viaje será largo. Iremos vía Tanzania, pues resulta más seguro.

[...]

Septiembre 18
Ya se me quitó la fiebre. No fue nada, pero ¡qué susto! Las vacunas no pueden preverlo todo. Al fin puedo actualizar este diario. Después de llegar a Dar-es-Salaam, partimos por vía terrestre hacia occidente. Junto a la frontera nos esperaba el equipo local de los MFS con un helicóptero para transportarnos al territorio de los banyamulengues, nuestros anfitriones definitivos. Por tierra no es posible llegar hasta ellos sin atravesar el territorio de los babembes, con los que mantienen un lamentable conflicto. Esperamos que pueda ser resuelto pronto por la vía de las negociaciones. El helicóptero era de fabricación soviética, año 1976. Tuvimos un vuelo bastante agradable. Exceptuando algunas turbulencias, que el piloto ucraniano esquivó con gran habilidad, elevándonos compulsiva y repetidamente. Me manché la camiseta del Ché que había comprado en Pigalle junto con Sabine. Definitivamente no fue buena idea almorzar aquella suculenta Supu Ya Ndizi (sopa de plátano) antes de subir a la nave rusa. Pero lo más temido no sucedió. Afortunadamente, las milicias babembes no nos dispararon. Ni tampoco sus vecinos baregas. Al parecer nuestro aviso y el peaje les llegó a tiempo. Los banyamulengues nos recibieron con gran alegría. Un grupo de jóvenes nos rodearon apenas desembarcamos. Uno de ellos me quitó mi iPod. Se lo regalé, porque seguramente ha tenido una infancia muy dura, con un fusil de asalto AK47 por único juguete.


[Continuará...]

11 comentarios:

  1. Esto promete. Esa foto vale un millon de pesos.
    Te deseo una feliz estancia entre los banyamulengues.
    Saludos,
    Al Godar

    ResponderEliminar
  2. Muy bien, Güicho. Me ha recordado Bananas, de Woody Allen, en la versión que me leí (no era precisamente un guión, sino más bien un diario) en la Biblioteca Nacional, antes de conocer la película. Esta gente, los OeNeGetas, ni se crean ni se destruyen…

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Al.

    ¿Viste que práctico el portaplato? Déjame aclarar que en la foto se trata de un mursi de Etiopía. Este... y es una muchacha, pues son las mujeres quienes llevan el platillo en el labio. Los caballeros, en cambio, portan un jarro como decoración. ¿A que no adivinas dónde se lo cuelgan?

    ResponderEliminar
  4. Jorge,
    recuerdo esa película de Woody, la vi ya fuera de Cuba. De sus escritos creo que sólo he leído "Getting Even". Sin embargo, sí me vienen a la memoria "Los diarios de Adán & Eva" de Mark Twain.

    Para entender al OeNeGeta hay que saber que su sentido común se comporta como una banda de Moebius.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno, Güicho!

    Soy Gascón, el de Ceausescu en NY.

    A ver si me cuenta de una vez su viaje a la RS de Rumania.

    Estaremos atentos a sus series.

    Abrazos,

    Marcel

    PD: pásese si le apetece por notesdisperses.blogspot.com, que es mi blog.

    ResponderEliminar
  6. Güicho,

    Échale un vistazo a estos links:
    http://www.lainsignia.org/2007/abril/cul_010.htm
    http://www.lainsignia.org/2007/abril/cul_015.htm

    Y sé un poco más comprensivo con los oenegetas, piensa que no todo el mundo tiene una revolución que estimule a los jóvenes a explorar el planeta. Esa función aquí la cumplen las ONG.

    ResponderEliminar
  7. Güicho!, me va a gustar tanto esto, que la emoción me impide seguir leyendo. Me detuve a hacerte el comentario. Continúo luego.

    ResponderEliminar
  8. Ya lo leí. Me arrastro de la risa.
    Please, continuación más rápida que posible.

    ResponderEliminar
  9. Gascón,
    le aviso cuando ponga un post de aquello. Y luego caigo por la dispersión.
    Gracias & Saludos

    ResponderEliminar
  10. Jorge,
    muy bueno, el Woody on high level.

    Vaya, está bien, le concederé alguna satisfacción al OeNeGeta.

    ResponderEliminar
  11. Isis,
    tú sí que sabes animar! Mil gracias.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails