3 ago. 2009

Mate persa





[Pinchar en las imágenes para agrandarlas.]

Estas recientes imágenes de Teherán demuestran que Ahmadi ya no goza del cariño de su Santísima Eminencia. Mientras que a la inversa, como era de esperar, sucede lo contrario.

Y no es cuestión de carácter.
Ahmadi suele ser muy seco con su mujer.

Y su Satísima Eminencia sabe mostrar ternura, cuando quiere.

6 comentarios:

  1. LOL! Por esos lares quien no apunta banquea, aunque el bizco diga todo lo contrario.

    ResponderEliminar
  2. Güicho!, absolutely delicious!, thanks!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Guicho, No pares de ser la nota refrescante de la blogosfera.

    ResponderEliminar
  4. Cuando yo lo digo, siempre vas a más, me he reído que la gente pensará a mi alrededor que ando mal del coco.

    ResponderEliminar
  5. Eres muy ocurrente, tu, como diria mi mama. Y como decia un viejo anuncio: la pausa que refresca.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails