2 feb. 2011

Mientras tanto en El Cairo...

Una vez comprobado que Barack no le ha fallado, Mubarak ha decidido jugarse la baraja de bastos. Las brigadas de respuesta (lenta pero violenta) de su partido –los pardos camisas pardas– han salido a repartir palos a pie, a caballo, a camello y hasta en carreta. Los opositores construyen barricadas. Se avecina la hora radical, donde los Hermanos Islámicos tendrán que dejar los trucos mamelucos y sacar los chalecos explosivos.

El personal oficial de los EE.UU. ha comenzado a evacuar Egipto. Tan sólo los agentes de enlace con el ejército egipcio y los empleados de la CIA tienen previsto quedarse.

4 comentarios:

  1. Creo que Mu-barak le ha puesto en bandeja a los hermanos del islam una situación que aprovecharán para llevar a cabo sus fines. Me temo que, no a mi largo plazo, se verán que esos fines son tan totalitarios como los del actual dirigente egipcio.

    ResponderEliminar
  2. En Gaza salieron 400 infelices a la calle para manifestar su apoyo a la revuelta del Cairo. Los sicarios de Hamas se aparecieron al instante y les propinaron una brutal golpiza. No quedó nadie en menos de 10 minutos. Mubarak es un bollo azucarado al lado de los islamistas, pero igual tiene que caer. Todo hombre que pretenda gobernar su país de forma vitalicia debería ser empalado en la plaza mayor.

    Creo que si los Islam Bros. se ponen muy radicales, no ganarán las elecciones post Mubarak. Tendrán que dárselas de turcos para obtener el poder. Y Erdogan ha demostrado no ser más imbécil que cualquier democristiano europeo de hace 30 años.

    ResponderEliminar
  3. Se ha ido, el ejército ha cogido el poder, esperemos que la Hermandad no tenga votos, ni voz... pero... al menos ya no tienen al dictador... les queda una segunda etapa.

    ResponderEliminar
  4. Su observación sobre el mandamás turco y los democrata-cristianos exacta.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails