2 abr. 2009

Los argentinos y la ingratitud boliviana

Diego Maradona es fiel a sus amigos. Por eso en marzo del 2008 acudió a la capital boliviana ante el llamado de Evo Morales, presidente nativo y viceversa. Evo orquestaba una campaña para revertir la decisión de la FIFA de prohibir partidos internacionales a más de 2.750 m de altura. En su párrafo más sano el alegato boliviano hablaba de la discriminación del pobre pueblo andino por parte de los imperialistas del deporte.

Dicho sea de paso que La Paz queda a 3.680 m sobre el nivel del mar. Resulta un sitio donde los equipos de fútbol visitantes pierden habitualmente, tras vagar por el campo en plena diletancia provocada por el inusual bajo nivel de oxígeno sanguíneo o cualquier otra maldad de las alturas. Maradona le dio su apoyo a la demanda boliviana y hasta jugó un partido amistoso benéfico junto a Morales.
Finalmente, la FIFA retiró su prohibición. Y Evo condecoró a Diego con la Orden Simón Bolívar Por El Mérito, la cual se sumó así a la Orden Simón Bolivarión Por El Gran Mérito, otorgada anteriormente por Hugo Chávez.

Un año tras estos sucesos, Diego regresó a La Paz como flamante e invicto entrenador de la selección albiceleste para un partido clasificatorio al Mundial del 2010.

El equipo argentino, valorado en 500 millones de dólares, vino en su mejor forma.

El modesto team boliviano, en cambio, es penúltimo en el grupo clasificatorio sudamericano, sin esperanzas de jugar el mundial, ni de comer carne todos los días.

¿Y que pasó? Pues ayer los bolivianos la metieron 6 veces bajo la malla argentina. El mayor bochorno en la historia del balompié del Río de la Plata.



Al primer impulso podría concluirse que el indio es ingrato por naturaleza. Pero no es cierto, no siempre.

También podría creerse que Bolivia no le sienta bien a los héroes argentinos. Eso, tal vez. Al menos, ni al Che, ni al Pibe, ni a los dos juntos.

Mas la verdad es muy simple: Quien sirve a la izquierda, tarde o temprano jode a su patria.

9 comentarios:

  1. No es que sean ingratos, es que falló la estrategia (al Che y al pibe) Bueno, sin ironias porque no es lo mío, ellos perderán por goleada cuando bajen, como suele pasar.
    Pero esta no fue la derrota más humillante, fue el 5-0 con Australia de local, hace muchos años, sin altura y sin excusa que valga.
    Me encantaron las fotos, menos una( que envidia).

    ResponderEliminar
  2. A primera vista parece otra cosa, como lo de España-Malta. El milagro de "Año Mariano". ¿Has visto esa peli? muy buena. Y también me apunto a los que te piden libro. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Solo para servir a la verdad, la derrota 5 a 0 fue contra Colombia, que en ese entonces tenía un equipo lleno de luminarias. Y sobre la altura, definitivamente deberían prohibir jugar en la Paz. Una vez trabajando para una institución peruana me mandaron a la sierra y casi me muero del soroche. Un saludo al Guicho, muy buen blog! Ng.

    ResponderEliminar
  4. Concuerdo en que ese equipo gaucho de la foto se ve en impresionante forma!

    ResponderEliminar
  5. Como dicen en Quisquella, Tigre, que bien se da la pompis en la pampa!

    ResponderEliminar
  6. Hay un chiste negro que dice que el atraso de los pueblos andinos se debe a la falta de oxígeno que hay a esas altitudes y el consecuente daño cerebral que ocasiona...
    Como el comentarista NGlaBanda, también he estado a esas alturas, y es casi imposible caminar una cuadra sin hacer un alto para respirar... además del soroche, claro. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Día de fiesta, a brindar... Un post que da cosquillas de felicidad y alegría.

    ResponderEliminar
  8. Al equipo argentino hay que hacerle un reconocimiento medico en profundidad(en especial a la jugadora que está en primer plano)

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails