7 jul. 2009

Toncontín

Aeropuerto Internacional de Toncontín

El pasado domingo el aeropuerto de Tegucigalpa estuvo en el centro de la atención regional debido al fracasado intento de desembarco expresidencial del señor Mel Zelaya. El cesante Mel tenía un plan cesarino: vuelo, me poso y triunfo (por aclamación popular), que se vio truncado debido a unos camiones estacionados en la pista. El avezado piloto venezolano no sabía hacer curvas aterrizando y desistió de intentarlo. Lástima.

Ahora bien, lo que no se comentó en aquel momento fue que el principal aeropuerto catracho es considerado el peor del mundo en su categoría. Como su nombre ya lo indica, Toncontín es el aeropuerto internacional más corto fuera de Africa. Tiene una longitud de pista total de 1863 m, lo que hace prácticamente imposible el aterrizaje de un Boeing 757 o de un Airbus A330. Eso no es lo peor, por supuesto. También resulta que los sistemas de navegación en la torre de control –un eufemismo descarnado– eran tecnología de punta en 1972, y aún bastante decentes en 1981, cuando el gobierno de Ronald Reagan decidió donarlos a Honduras con el objetivo de evitar riesgos a los suministros de los contras nicas. No obstante, la mayor dificultad de Toncontín es otra: su ubicación entre dos bloques de montañas. Esto obliga a los pilotos a aproximarse en perpendicular a un extremo de la pista para hacer una brusca curva entre el final de la pista y las montañas antes de descender al suelo en empinado ángulo. Cualquier pequeño error puede colocar al avión por partes en la pista o entero en el cerro opuesto, bellamente decorado con favelas de nombres pintorescos, como El Pedregal, pero que en ningún caso prometen amortiguar el impacto. De más está decir que en ese cañón intramontano suele soplar un animado viento.

Visto todo ello, creo que Mel merecía un chance de probar suerte en Toncontín. En lugar de poner camiones sólo había que bañar de aceite la pista.

[Pinchar en la imagen para agrandarla.]

13 comentarios:

  1. Guicho, buenísimo!!!Sólo se te olvidó decir que hasta hace poquitos años este aeropuerto era conocido también por su semáforo al final de la pista, que tenía como misión poner la roja a los carros que la cruzaban en el momento en que algun avión iba a aterrizar!!! Tegus es mucho Tegus...

    ResponderEliminar
  2. Bueno, bueno, la descripción del aeropuerto no sé si es en serio o en broma, pero no he parado de desternillarme.

    ResponderEliminar
  3. Pues en serio es. Yo no paraba de reirme cuando me lo contaban hasta que un día en uno de mis viajes por Centroamerica (vivo entre Guatemala y El Salvador desde hace varios años) lo vi con mis propios ojos...

    ResponderEliminar
  4. Valia,
    muchas gracias! Y sí, el famoso semáforo es un bonito aporte.

    Zoé,
    gracias, y es cierto! Incluso lo del aceite en la pista hubiera funcionado, estoy seguro.

    ResponderEliminar
  5. De toda esa opereta has escogido lo menos conocido, te felicito otra vez. Muy ingenioso. Yo tampoco lo sabía, incluso lo busqué y leí que era uno de los aeropuertos más peligrosos del mundo.

    ResponderEliminar
  6. Estimado, sin querer ser el pesao de tu sitio, los capitulos del diario recuperado no me destornillan de la risa sino que me brindan una lectura desconocida y dramatica.
    Hoy si me destornille.

    ResponderEliminar
  7. Este post tuyo Don Guicho, me ha recordado algo: antes de que al aeropuerto Jose Marti de la Habana le hicieran la renovacion y otra terminal, por la pista pasaba una linea de tren, activa. Para despegar o aterrizar habia que esperar primero por el tren...

    Cuando lei este post, pense que era una de sus "fabulas". Increible, pero cierto, ya veo...

    ResponderEliminar
  8. Efectivamente Eufrates, era la linea del circuito sur y entonces habia un semaforo para el tren y alguna que otra vez viajando ida y vuelta de Cienfuegos en los coches autopropulsados Fiat que se le compraron a Peron y a su viuda y que aun no han pagado no te quedaba claro si ibamos a chocar con el avion corriendo por la cabecera de la pista o el avion chocaria con nosotros

    ResponderEliminar
  9. La construccion de la terminal 3 fue otro regalo que aun tampoco se paga. Materiales de construccion, tecnologia de punta y financiamiento canadiense gracias a Mr. Chretien. Los canadienses exigian 100% de compactacion en la base de la pista y sus carreras, antes de asfaltar o fundir el hormigon. Recuerdo 4 veces que hubo que levantar todo la base de relleno incluyendo el descubrimiento de cavernas que los estudios de suelos no habian revelado. Claro las cavernas que eran el drenaje natural del area se rellenaron tambien lo que ocasiona que cualquier aguacerito platanero inunde la pista. Al final los canadienses se comieron una compactacion del 98% que todavia no se sabe como se logro.
    A la inauguracion viajo Mr. Chretien y en el acto a lo cortico en la cabeza de la pista donde no habian mas de 50-60 personas el Fifo en Jefe expreso que Cuba debia ser como Canada. Pueden buscar en su coleccion completa de discursos, que el fragmento no aparece, pero los ¨elegidos¨ que estabamos alli solo atinamos a mirarnos entre nosotros por lo bajo.

    ResponderEliminar
  10. Diana,
    muy gentil de tu parte, se agradece.

    Lázaro & Eufrates,
    gracias, no conocía esas historias aeroportuarias nacionales. Parte del absurdo cotidiano, diría Zoé.

    ResponderEliminar
  11. Ahora voy para el capítulo 40 del Diario.

    ResponderEliminar
  12. Dónde yo estaba que no había leído esto? Lo que me estaba perdiendo.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails