10 oct. 2009

Las notas perdidas del Diario del Che en Bolivia 52

¡No me importa, ahora pertenece a la Revolución! Y si Bartolo protesta otra vez, ¡fusílenlo!

Septiembre 19 de 1967
[…]
Otra situación penosa se dio esta mañana. La burrita de uno de los campesinos no aparecía. Por más que lo amenazamos, el hombre se negó a abandonarla. Hubo que posponer la partida para buscar la bestia. Apareció después de una hora. Estaba amarrada a un arbusto y había sido abusada. El dueño la trajo hasta mí para quejarse. Un sospechoso silencio en la tropa me confirmó la veracidad de la demanda. Y en verdad era bonita la burrita. Solté una descarga de las grandes. Los llamé insanos criminales, y pregunté cómo era posible que me hubieran hecho perder una hora sabiendo casi todos dónde estaba la burra.

Por el camino atrapamos otros tres paisanos. Se supo por ellos de una finca con caña de azúcar a un par de leguas de distancia. Muganga y los 10 prisioneros relentizaron nuestro avance, hasta el punto de que sólo se alcanzó el chaco cañero de noche. Se ocupó un puerco, y se preparó una buena cantidad de jugo de caña.

Inti no fue demasiado receptivo con la crítica. Le recriminé que se comiera las raciones de los sancionados en numerosas ocasiones. Dijo que lo hacía para garantizar el cumplimiento del castigo. No acepté esa razón. A regañadientes me prometió una autocrítica pública cuando no hubiera nadie presente.

Hoy no escribo más porque se me acabó la tinta.

Septiembre 20 de 1967
[…]
Día particularmente inútil. Entre una cosa y otra la salida se retrasó hasta las 5 de la tarde. La noche nos sorprendió en pleno ascenso. La oscuridad era muy densa y, para colmo, se me apagó el mechón. No nos perdimos gracias a Aladino y su lámpara. Ordené andar en fila y de la mano. Llegamos poco antes de medianoche a la pulpería. No había otra cosa que cigarros, algunas herraduras y dos libras de cebolla. De ropa y calzado nada. Las herraduras eran muy grandes. Nos llevamos lo demás. Aladino guardó la burra en la casa. Dispuse descansar hasta las 3 AM para salir luego hacia Alto Seco, que está a 4 leguas.

También se ocupó la cabaña aledaña, donde vive Vargas, el corregidor del lugar. Hallamos un teléfono, pero estaba roto desde 1964. No obstante, vi por fin nuestra oportunidad de llamar a La Paz, La Habana, Buenos Aires o, incluso, París. Fui a buscar la libreta con los números mientras Moro, Urbano y Benigno reparaban el aparato. Lo lograron tras dos horas de trabajo. Seguía sin funcionar. Entonces Vargas comentó que el tendido de la línea telefónica a Valle Grande se cayó el año pasado.

[…]

12 comentarios:

  1. ... cogí el one!!!

    La burra abusada me ha partido de la risa y que casi todos le habían pasado la cuenta.

    No se perdieron gracias a la lámpara de Aladino.

    Tienes que publicar esto en papel Guicho, no te queda de otra.

    Gracias por este lindo trabajo que haces, se que aparte del divertimento que nos provoca hay algo muy importante, contribuyes a la "desmitificación" de Guevara es por eso que creo deben leerlas muchas personas, sobretodo en Cuba.

    ResponderEliminar
  2. Me pueden decir que buscaban? Es insólito no hayan podido rectificar a tiempo que eran solos unos peligrosos salteadores de camino. El jueguito de guerrillero intentando apoderarse de un pais le salió caro, Sierra Maestra 2da parte no sirvió. Me gustaria conocer el origen y desarrollo de la idea de escoger a Bolivia por el campeonato de guerras de guerrillas?
    Interesante aun te leen desde Cuba (La Habana), no sabemos quienes ni si es acceso limitado, habria que encuestar a los blogeros cubanos desde la isla.
    Gracias por el transporte macabro al año '67

    ResponderEliminar
  3. Puro sadomasoquismo. Realmente donde deberia vestirse la camiseta con la imagen del Che es en los club S&M, si es en leather, mejor!

    ResponderEliminar
  4. Además, andar de la mano y en fila, hablar por un teléfono que no funciona y a París. Glorioso y sí, de veras una pena que no puedan leerse en Cuba estas notas perdidas.

    ResponderEliminar
  5. Lo de la burrita abusada no tiene desperdicio. Quisiera saber, querido Güicho, si has seguido la rima del diario real. No lo tengo conmigo y no puedo comprobarlo ahora. O si aún respetando los fragmentos has dado libre curso a tu imaginación. Me parece lo segundo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Lori, me temo que la fe zurda es inamovible, pero hay que intentarlo.

    ResponderEliminar
  7. Danilo,
    tal vez en el fondo Guevara se vio como Sucre, un extranjero que fue el primer presidente de Bolivia.

    ResponderEliminar
  8. Querida Zoé,
    digamos que las notas armonizan con el diario conocido, aportando reveladores pormenores de los sucesos que menciona aquel.

    ResponderEliminar
  9. Diana,
    pues sí, también creo que los pioneros deberían saber mejor lo que quieren ser.

    ResponderEliminar
  10. Don Eufrates,
    coincido en ese juicio. Algunos piensan que era sádico, pero no, Che era claramente sado-masoquista.

    ResponderEliminar
  11. Se me pasó la foto del post.
    Hasta Bartolo el del platanal hubiera pasado por el paredón, da tremenda risa tu ocurrencia, pero fue una realidad. Por qué le permitieron tanta atrocidad a Che Guevara en Cuba? No me lo explico.

    ResponderEliminar
  12. Guicho, "La noticia parece diversionista"

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails