13 feb. 2008

Armas Prestadas 2


- ¡De acuerdo, dense presos y no les va a pasar nada! -aseguró el vozarrón del teniente.

- ¡Venga, saliendo ya!

- ¡Salgan, antes de que el teniente cambie de opinión!

- ¡Joder, morenos, no empeoréis vuestra situación!

El delegado se incorporó.

- Salgamos ahora... -dijo ligeramente inseguro.

- Vamo a quedarno aquí en lo oscuro, si quieren cogerno que entren, y le caemo al machete...

- Alciro, no insistas con esa idea descabellada -lo reprendió el delegado-. Es mejor entregarnos ahora que tenemos garantías.

- No le creo a ese blanco, vamo a... -insistió el prieto terco.

- Mira, Alciro –se impuso Eliécer-, desde nuestro punto de vista revolucionario el Partido decide lo que hay que creer.

Los otros se fueron poniendo en pie uno a uno.

- Betico, si vas a salir, déjame el trabuco y la mocha -susurró el alzado reticente.

El aludido puso ambos objetos en el suelo.

- Tu ta loco, Alciro... -murmuró.

- ¡Vamos, carajo, que se nos enfría el café que colamos! -gritó un sitiador-. ¿No quieren café? Entonces pa'fuera de una vez.

Taparon la escasa luz mientras salían despacio.

Alciro escuchó voces, pero no entendió mucho de lo que decían, algunas palabrotas apenas. No perdió tiempo. Se quitó la camisa blanca, la escondió bajo el cuerpo y se apretó contra el suelo.

Una silueta apareció en la boca de la cueva.

- ¡No, teniente, no mienten, aquí no quedó ninguno! -aseveró.

- ¡Revisa bien, coño!

El hombre avanzó un paso con desgano, levantó el rifle y disparó al azar. Recargó y repitió el tiro. Alciro no se movió. El blanco esperó un minuto y se apartó de la caverna.

Entonces el negro fue arrastrándose lentamente hacia la salida. Lo más sigilosamente que pudo. Ya estaba cerca, cuando volvió a entender las voces.

- ...eso no fue lo convenido -decía el delegado Eliécer con dificultad.

- ¿Y quién coño te dijo a ti que hacemos tratos con negros? -lo interrumpió el teniente Yáñez.

- ¡Ni con pardillos tampoco! -agregó la voz peninsular.

- Pero tú no te preocupes, no te vas a morir ahora. A ti te vamos a colgar en el pueblo, como escarmiento para todos los negros -concluyó tranquilo el oficial de la guardia rural.

Alciro consiguió por fin atisbar hacia afuera. El ángulo en que estaba sólo le permitía ver hacia la derecha de la gruta. Vio a sus cuatro vecinos de rodillas y con las manos en alto. Les habían quitado los machetes. Sólo faltaba el delegado.

Rodó despacio sobre sí mismo para ganar otro ángulo. Había apenas cuatro blancos, una pareja de guardias rurales y dos voluntarios, apuntando con rifles a los prisioneros.

Se desplazó más a la derecha, y pudo observar el resto del entorno. Otros dos blancos se encontraban allí: el teniente Yáñez y el gallego. Entre los dos, sentado en el suelo, estaba Eliécer. Le habían puesto el amarre rancheador. Las manos atadas entre las piernas, y la misma soga pasada por la espalda para amarrársela al cuello. Las piernas del mulato temblaban descontroladas.


(Continuará...)

8 comentarios:

  1. Se me ponen los pelos como escarpias con lo de "continuara"...aunque intuyo el final...(realidad pura y dura)

    Apolíneo Güicho, Feliz día de san valentín.

    ResponderEliminar
  2. Guicho, paso mas tarde para ponerme al dia. Me cuadran estas historias.

    Bueno pasamos a darte Felicidades, por San ValentOn mi brother. ;)

    Nos vemos, tony.

    ResponderEliminar
  3. Oye Güicho, esa no se vale. Estaba preparando desde hace días un post con lo de los negros y ya tenía esa misma foto del Partido de los Independientes de color y me has "maleao el picao".

    ResponderEliminar
  4. Sabio, el reticente retinto. Además, me cuadra como se quitó la camisa rápidamente y sin complejos, yo hubiera hecho lo mismo de estar en su pellejo -¿Qué’so de andar con remilgos en un trance como ese?- Aquí, allá y en cualquier parte, el que perdura es el que las piensa. ¡Que jodia le han dado al delegado!

    pilladere,
    tony.

    ResponderEliminar
  5. Caramelísima sagaz e intuitiva,
    ¡muchas gracias y feliz San Valentín para ti también!

    ResponderEliminar
  6. Tony,
    como va eso? Copié el adjetivo. A ver que te parece luego el desenlace.

    Felicidades para ti y Maylin!

    ResponderEliminar
  7. Analista,
    coño chico, pero que antojao! ;-)

    Pues vas a tener que poner la misma foto, porque es la única que existe del Buró Político del PIC.

    ResponderEliminar
  8. Aparte de decir que esto te quedó tan bueno como todas tus otras historias, no se que mas decir. Se me habia ocurrido eso que dice el analista, pero ya me jodió también.
    Bueno, solo me queda desearte felicidades por el San Valentin y pedirte que no demores mucho la tercera parte.
    Saludos,
    Al Godar

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails