26 feb. 2008

Capitalismos

Capitalismo no es igual a capitalismo. A cada tipo de capitalismo lo define la idiosincrasia y cultura de la población que lo habita y practica. Dentro del mundo occidental he podido apreciar, al menos, cuatro tipos de capitalismos muy diferentes. Desde luego, son modelos que evolucionan y se perfilan con cada nueva generación humana y tecnológica.

El primero es el Capitalismo Competidor. Casi me gustaría más poner Capitalismo Gambler -aunque no sea lo mismo, pues me refiero al capitalismo de las naciones angloparlantes. El más fuerte. El único con verdadera fe en el mercado, que es visto por los participantes activos como un gran juego lleno de posibilidades. Por estos lares las leyes del mercado dominan de veras. Todo lo que se inventa, pasa primero por acá, pues la innovación, que por lo general suele tirar de la productividad, se estimula intensamente con la mayor posibilidad de embolsarse la ganancia derivada. Por eso el respeto a la patente y al derecho de autor es fundamental para los anglosajones. Este sistema se caracteriza también por la flexibilidad financiera. En ningún otro el sector financiero arriesga tanto, ni es tan fácil incorporarle dinero productivamente. La función principal del estado es garantizar las reglas del juego para mantener la competencia en pie. Con tal intención cuidar del prójimo más inútil no tiene prioridad. Y, por supuesto, no hay demasiada presión fiscal, pues se trata de crear riqueza, no de repartirla. Jugar a ganar no incluye compartir con los abundantes perdedores. Pero entonces la retorcida naturaleza humana hace que muchas veces a nivel privado la generosidad sea superior.

El segundo modelo resulta el Capitalismo Patriarcal. Efectivamente, el de las naciones grecolatinas europeas. En estas culturas, desde los tiempos de Leonidas, Cayo Julio, Vercingétorix o Abderramán, siempre se practicó el haz lo que yo te dije y sin rechistar. De ahí que el estado contemporáneo tiende a centralizar y regular muchas cosas. Empezando por la oferta, la demanda y la competencia en el mercado. Y terminando por la educación y la cultura. El mercado amaestrado conduce a mediano plazo al estancamiento, que cede el paso luego a la crisis. Y ahí es donde funciona mejor este tipo de capitalismo, pues en las situaciones difíciles es cuando realmente necesitamos de un patriarca que nos guíe. En fin, este sistema se propicia a sí mismo. Por eso será eterno con su fe en el estado.

El tercer tipo es el Capitalismo Comunitario. Originario de los pueblos con fuerte instinto comunal. Aquellos donde antiguamente, en tiempos de paz, el cacique tenía que negociar con la tribu. O sea, los germanos. En estos países impera un contubernio entre el estado y los sindicatos. Y, desde luego, gobiernan social-demócratas o demo-cristianos o social-cristianos o social-populares o social-divinos. Sólo los social-darwinistas no han podido agarrar el poder. El fascismo fiscal se muestra de la más cruda manera. Se trata de recolectar un máximo de pecunia para repartir entre los más inútiles o más vagos -que vienen en paquete y son muy difícil de separar- y para financiar al ejército de recolectores-repartidores. El equilibrio del sistema se obtiene mediante pactos reiterados entre los patrones, los sindicatos y el estado. Son actos de balance entre la competitividad empresarial y la continua mejoría salarial. Y la prueba definitiva de que un capitalista puede arreglárselas a largo término con cualquiera: un fascista, un caníbal o un comunista, siempre y cuando el negocio funcione o la subvención sea buena. Lo cual nos lleva a la restante característica: el endeudamiento. Grande por naturaleza, sin ayuda del hiperconsumo o la guerra, pero portado por toda la sociedad consensualmente, por aquello de que lo que debemos todos no lo pago yo. En todo caso, aquí la fe no se deposita en el mercado, que es un simple medio, sino en la sociedad.

Por último tenemos al Capitalismo Indiano. No estoy feliz del todo con el título, como es comprensible. Pensé primero en otras denominaciones: corrupto, inepto, saqueador... Y percibí en ese instante que esas son las características de los indianos, los originales colonos de Las Indias, aquellos que desovó Iberia sobre América. Esta es la variante del Capitalismo Patriarcal que se practica en casi toda Latinoamérica. Una variante inepta, corrupta, saqueadora... en fin, una variante indiana. Podría suponerse, por tanto, que no es más que una expresión defectuosa, muy defectuosa, del Capitalismo Patriarcal. Sin embargo, el Capitalismo Indiano presenta una peculiaridad adicional tan impresionante, que le otorga, sin más, categoría propia. La falta de fe. No hay fe en el mercado, no hay fe en el estado, no hay fe en la sociedad, no hay fe en el vecindario, no hay fe en el prójimo. Y es que si ellos son como uno...

17 comentarios:

  1. no será este último el que tendrá cuba en la era post castros? es algo así como aquel san nicolás del peladero.

    ResponderEliminar
  2. Miqui,
    un poco de Feudalismo no estaría mal, ¿quién lo duda? Aunque, francamente, está fuera de moda. La Esclavitud, en cambio, no tiene perspectivas, como hemos visto. Ni siquiera diversificando a los amos. Así que volverá el Capitalismo, es lo obvio. ¿Cual capitalismo? El que había antes no, porque los cubanos de antes ya no están. O sí están, pero muriéndose. Y ese es el punto. ¿Qué tipo de capitalismo es afín con los cubanos actuales? En todo caso, la peor variante que se me ocurre es el capitalismo chino.

    ResponderEliminar
  3. Cuco,
    cómo va eso, encuestador?
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Guicho, miquis y pandillon asiduo,
    Lo importante es que llegue ya el capitalismo a Cuba, a ver si se jama un poco más por allá. Bueno en última instancia, que ellos lo decidan.
    Si les digo que en mis andanzas por el globo he vivido esas manifestaciones que nos describe el Kronic... es mas, en mi viaje para cruzar la frontera vi muchos lugares pobres, compartí techos y calamidades con esa gente, es verdad que viven en medio de una miseria atroz, pero cono, aun la gente mas pobre tenia dos pesetas para meterse un taco con carne y encima: brindarnos.
    No se acuerdan que allá cuando sonaba el timbre uno tenia que esconder los platos debajo de la mesa...

    pilladera,
    t.

    ResponderEliminar
  5. Así mismo, Tony, que llegue el que sea y como pueda.

    ResponderEliminar
  6. En Cuba, los comunistas que no conocen el capitalismo y que nacieron entre 1950 y 1980, le temen a muerte, porque la propaganda fue muy efectiva.
    Se batiran a capa y espada por no dejar que la isla derive al capitalismo.
    Idem para los que conocen tu Capitalismo tipo 4.
    Los que han visto los otros capitalismos, van a aceptar cualquiera de ellos.
    Los que no han visto nada, o sea los mas jovenes y los que no son comunistas, no necesitan ver nada. Ellos saben que cualquier cosa es mejor que lo que viven ahora y van a arriesgarse con lo que sea.
    Saludos,
    Al Godar

    ResponderEliminar
  7. Me cuadró tu mapeo del capitalismo, Güicho. Así y todo, la generalización del capitalismo "anglo" se salta la diferencia gigantesca que existe entre la participación del Estado en Inglaterra y Canadá, de un lado, y los EEUU de otro. Recuerda que en esos países hay un sistema de impuestos bastante invasivo, si se lo compara con el de USA donde la tabla generalmente se mueve entre el 10 y el 20% de los ingresos "taxables". Y es que en Canadá e Inglaterra el estado cubre una bola de servicios sociales que en USA no existen.

    saludos

    ResponderEliminar
  8. Al,
    no sé quienes son peores: los talibanes ignorantes y adoctrinados o esos cínicos vejestorios guerrilleros, que ya no pueden reconocer la mierda que hicieron. Mas lo cierto es que la rueda de la historia les pasará por encima a ambos.

    ResponderEliminar
  9. Así que estamos en el capitalismo comunitario. Con sus leyes de redistribución del dinero. Sabes que en Alemania un 10% paga el 60% de los impuestos? Sinlalabín. Hasta con los pantalones puestos te duele la penetración.

    Has pensado en un quinto tipo de capitalismo? ¿El chino por ejemplo?

    Saludos del traductor de Botellastro.

    ResponderEliminar
  10. Osvaldo,
    compadre, nos dejaste sin base teórica en la práctica bloguera...

    Sí, tienes razón, esas diferencias dentro de los angloparlantes existen. Los más parecidos a los americanos resultan los neozelandeses, salvando las diferencias de peso, desde luego.

    Pero, no obstante, todos ellos se asemejan en la forma de aproximarse a la vida económica. Así que los dejé en un solo saco.

    Igualmente no es lo mismo Argentina que Bolivia, pero el credo coincide.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Analista,
    es para agarrar la sierra eléctrica y salir a recortar socialistas y presupuestos.

    Sí, los chinos y vietnamitas tienen su capitalismo rojo, los japoneses su capitalismo de clan empresarial, y los tigres otro más, pero aún no los he observado de cerca.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Guicho,

    Creo que te faltó el capitalismo asiático. Los 5 tigres y japón. Trabajan como animales y la democracia les es más ajena que a los cubanos. Sólo que no les gusta el dominó ni las templetas por eso no se mueren de hambre

    ResponderEliminar
  13. Reiter,
    eso creo también, sólo que todavía no he tenido la oportunidad de ver aquello con mis propios ojos.
    Saludón!

    ResponderEliminar
  14. Cuba va a tener un "Capitalismo Nacionalista"; con izquierdistas vociferantes clamando por otro tirano y un rebaño, tan complaciente como el de hoy, "que no se mete en polìtica pa no marcarse" y que creerà que al fin y al cabo La Revoluciòn no era tan mala, solo necesitaba unos parchitos...
    ----------------------------
    Està en los genes. No podemos evitarlo.

    ResponderEliminar
  15. Polo,
    me temo que tu pronóstico es posible...

    ResponderEliminar
  16. Me gustó mucho este post, guicho. No estaría mal extender sobre el tema.

    saludos

    albert

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails