15 ene. 2009

Las notas perdidas del Diario del Che en Bolivia 3

Foto: tan limpio por dentro como por fuera

Marzo 17 de 1967
[…]
Ya tenemos dos bajas. Y sin habernos enfrentado al enemigo todavía. Carlos era el mejor boliviano, ese es el criterio general. Era el único que caminaba rápido y que respondía a las órdenes con presteza. Casi podía pasar por un correntino. Por lo visto había sufrido mucho el hambre de los últimos días. No quiso soltar el pedazo de carne de caballo que se hundía en el río. Todo parece indicar que la balsa estaba sobrecargada. También se perdieron casi todas las municiones, 6 fusiles y unas cuantas mochilas. Braulio, Joaquín, Miguel y Tuma consiguieron llegar a la orilla. Esta vez no los sancionaré, pues al menos intentaban seguir mis instrucciones de cruzar el río con todo el material en un esfuerzo único y enérgico.

Marzo 18 de 1967
[…]
Tuve que ponerme duro para poder conservar parte del caballo como reserva. La tropa parecía una jauría de lobos. Disparé al aire primero, y apelé al espíritu revolucionario seguidamente. El número de protestones ha aumentado. Los tengo en la mirilla. Especialmente a Urbano, Alejandro, Pachungo y Chinchu. En eso sí parecen semejarse cubanos y bolivianos.

Marzo 19 de 1967
[…]
Ricardo se ha convertido en un excelente cazador de urinas, con ésta ya van tres. Joaquín y Rubio se volvieron a fajar. Rubio estaba de guardia, y Joaquín le trajo su ración de congrís con urina. Pero por el camino parece que se convirtió en congrís con orina. Al menos a eso dijo Rubio que le supo la carne del venadillo cuando la mordió. No pudo probarse esa acusación porque no apareció la posta de urina. Alguno de los que vinieron a separar debe habérsela agenciado. Joaquín alegó que todo fue una mariconada de Rubio. Estoy harto de estas peleas. De momento ninguno de los dos comerá más urina, con o sin orina.

Tenemos problemas más serios de que ocuparnos. Las noticias que trajo Negro son muy preocupantes. Resulta que el ejército está al tanto de nuestras operaciones, al menos más de lo que pensábamos. No puede ser una casualidad que hayan ocupado la finca. Y eso quiere decir que la avioneta que nos ha sobrevolado varias veces en los últimos días no hacía vuelos cartográficos como supuse. También Benigno reportó de una patrulla uniformada peinando el río. Entonces no son cazadores, sino militares. Con los dos desertores de Moisés y los dos ahogados nuestros llevamos cuatro bajas. Los míos, sin embargo, no delatarán nada al enemigo.

Marzo 20 de 1967
[…]
Tener tanta gente reunida en el campamento del Oso me ha permitido tomar varias medidas de orientación y organización. En primer lugar reponer nuestros recursos y nutrientes. Pacho trajo la noticia de que el ejército no muestra intenciones de retirarse del camino a Vallegrande. Ahora son cinco las bajas. Es muy lamentable la captura de Salustio con la mula cargada de provisiones. Se lo había dicho muy claro, que no regresara por la carretera con las compras. Del grupo de Marcos, nada bueno. Allí parece que imperan el caos y la indisciplina. Mejor que no vengan para acá. Se lo mandé a decir con un mensajero.

El Chino consiguió comprar provisones en otra parte para reponer las que perdimos con Salustio. Trajo dos muchachos de la tienda cargando las mercancías. Lo reprendí por semejante imprudencia. Me salió con que los portadores eran gratis dado el monto de la compra. ¡Chino cabrón! Pero tenemos pocos peruanos, así que desistí de castigarlo. Tanto más si queremos que abra un frente en Ayacucho. Decidí aprovechar el momento para regatearle el sueldo que pide. Mas no quiso bajar de los 5 mil dólares mensuales. ¡Chino cabrón!

Desde que llegamos todavía no he podido hablar a solas con Tania. No sé que ella estaría debatiendo tan animadamente dentro de la hamaca con el francés. Pensé que en cualquier momento se caerían. Seguí mirando un rato. El Chino vino a decirme que a los 15 hombres para alzarse en Perú los escogería él mismo entre la gente que tenemos aquí. Le respondí que no le daría cubanos. Pidió cinco. Contesté tajantemente que no. Es tenaz ese Chino, insistió. Lo pensé mejor, y le dije que le daría a Joaquín, Rubio, Pacho y Marcos. Se fue muy entusiasmado. Entonces me percaté de que se había acabado todo en la hamaca del francés. ¡Chino cabrón!

[…]

16 comentarios:

  1. LOL!
    Encomiable su labor de esclarecer la historia, maestro Guicho.

    ResponderEliminar
  2. Guicho, me estoy ilusionando con la idea, cada vez mas cercana (creo) de conocer lo que hizo nuestro comandante en jefe en este par de temporadas de retiro espiritual. Te imaginas? "Paginas ineditas del diario de Fidel tras la Colostomia".

    ResponderEliminar
  3. Gman,
    por supuesto, la Bunke se viene.

    ResponderEliminar
  4. Camilo,
    no estaría nada mal. Aunque la transcripción es una dura labor, pues al Coma-andante últimamente le dio por escribir en la sábana con el dedo, usando de tintero a su bolsita ostómica.

    ResponderEliminar
  5. Güicho:

    Excelente! que gracia y que imaginacion tienes..LOL

    ResponderEliminar
  6. Ya se espera con ansiedad la publicacion de "La Verdadera Historia de la Revolucion Cubana" por el Guicho Cronico. El best seller del 2009.

    ResponderEliminar
  7. Esto sí que es una guerrilla de guerrillas.

    ResponderEliminar
  8. Lázaro González tiene toda la razón.
    Viva Güicho!

    ResponderEliminar
  9. La historia, siempre la historia... me gusta más que la histeria. oiga, me partí de la risa con lo de "¡Coño, pero qué negra está Camila!" jajajjajaja!
    salud!

    ResponderEliminar
  10. Después de haber visto toda la historia en retrospectiva, es más fácil entender que el Che se fue porque sobraba en Cuba. No es tanto el espíritu aventurero si no el instinto de conservación lo que lo llevó a Africa, a los Andes y hubiera seguido hasta Marte si hubiera habido como ir.
    Saludos

    Al Godar

    ResponderEliminar
  11. Al,
    sin duda, el boludo se fue para que no se la arrancaran en Cuba por poner en mala a Castro con los boliéticos.
    Su error de cálculo -siempre- fue creer en sus propias facultades.

    ResponderEliminar
  12. Guamá,
    los titulares del diario sí que son bárbaros.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Vana, Lázaro, Zoé, Isis,
    muchas gracias, realmente divulgo estas notas guevarianas por Uds. y los demás amigos.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails