20 ene. 2009

Las notas perdidas del Diario del Che en Bolivia 5

- Te traje el papel, Fidel.
- Bueno, dale, límpiame.

Marzo 23 de 1967
[…]
Debut guerrero y con victoria. El futuro de esta guerrilla es muy prometedor. Estaba hablando con Pombo de la destitución de Marcos, y en eso llegó Coco corriendo con la noticia. La vanguardia emboscó a una columna del ejército. Otra vez Marcos desobedeció mis órdenes. Le había dicho que buscara provisiones, y se apareció, machete en mano, con prisioneros, armas y municiones, pero nada de víveres. Me abstuve de criticarlo hasta otro momento.

El enemigo tuvo siete bajas. Nosotros, ninguna. Al menos conseguimos los planes de operaciones. Estudiándolos quedó claro que pretendían rodearnos bajando por ambas márgenes del Ñancahuazú. Como los sorprendimos del lado izquierdo, supuse con lucidez guerrillera que la otra sección enemiga cruzaría para atacarnos. Ordené atravesar el río inmediatamente hacia el lado derecho. Allí di instrucciones a Marcos de preparar una emboscada preventiva, y lo mismo a Braulio en la retaguardia.

Las del Chino son buenas noticias. El dinero en camino, y las condiciones para el viaje del francés creadas. Se lo dije a Tania, que ahora está más intranquila. Así es mejor. Cuando se relaja, participa poco, y hasta se duerme a veces, aunque yo me apure.

Marzo 24 de 1967
[…]
El interrogatorio individual de los prisioneros ha sido fructífero. Trajo algunas sorpresas. Los 14 soldados no aportaron nada, como era de esperar. Son campesinos en su gran mayoría. Les quitamos las ropas y las botas antes de liberarlos. Los dos oficiales, en cambio, tenían mucho que contar. El jefe, un mayor, dijo que su tropa se componía de reclutas de infantería con capacitación elemental, pero que pronto nos enfrentaríamos a rangers entrenados en Panamá por los americanos. Que vengan, le respondí, que también se llevarán lo suyo. Le expliqué que la revolución es imparable, porque la voluntad revolucionaria del pueblo es invencible. Preguntó que cuál pueblo. Le mostré a Coco, Inti, Pachungo y Pocholo. El mayor dijo que mi pueblo, especialmente Pocholo, no olía muy bien. Luego añadió, señalando a sus soldados en calzoncillos, que su gente era pueblo también. Me alteré un poco al gritarle que quien sirve a los intereses de la oligarquía ni es pueblo ni merece ser tratado como tal. Entonces Pombo preguntó si debía fusilar a los prisioneros antes de liberarlos. El negro siempre tan oportuno. Le contesté que no, que todavía no hemos triunfado. Cada cosa en su momento.

El otro oficial era un capitán. Se reveló como militante comunista. Dijo que entró al ejército por orientación del partido. Dio nombres, grados y unidades de otros oficiales miembros de su célula. Ahora entiendo el afán de Monje por encabezar la guerrilla. Esto es pan comido. El capitán informó que tiene un hermano estudiando en La Habana, el cual se reunió varias veces con Monje cuando éste se entrenaba en Cuba. Fidel tampoco me puso al tanto de nada de eso. Así son las cosas, entre el huayno y la rumba me quieren joder el tango. Al capitán le dejamos la ropa. También al mayor, para no quemar la cobertura del oficial militante.

La aviación estuvo bombardeando. No hubo heridos, pero Walter se ensució en los pantalones. Sólo me di cuenta cuando Pocholo salió a buscar agua. Ya Marcos me había comentado que Walter se embolsó durante la emboscada. Con Pocholo ya tenemos suficiente. Le daré de baja.

Marzo 25 de 1967
[…]
La asamblea de méritos combativos me sirvió para hacer un resumen de la situación en esta exitosa fase revolucionaria. Dejé claro que aún vendrán tiempos difíciles, pero que nuestra fe en la victoria final es más fuerte que nunca. Cuando le señalé sus errores a Marcos, y sobre todo cuando lo destituí, hubo cierta sorpresa general. Pacho e Inti fueron los únicos que aplaudieron. Designé a Miguel al mando de la vanguardia a sabiendas de que Pombo quería el puesto. Para consolarlo le dije que él sería el jefe de la tercera columna. El día que la tuviéramos.

La expulsión de Paco, Pepe, Chingolo y Eusebio por vagancia e indisciplina fue aceptada unánimemente. Exceptuando a los implicados. Les advertí que esto era independiente de las medidas que tomaría con ellos la juventud comunista boliviana. Le enviaremos un reporte a su secretario general. Sí hubo cierto desorden a la hora de repartir las pertenencias de los expulsados.

En el caso de Walter lo dejamos esta vez en una amonestación por cobardía ante el enemigo. No fue receptivo y demostró poca capacidad autocrítica. Adujo que padece de problemas digestivos cada vez que come solamente hierbas durante varios días. Le agregué otra amonestación por revisionismo nutritivo en tiempo de guerra. Queda avisado, por menos que eso hemos perdido a mejores compañeros.

Prometí carne para la semana que viene. A esos efectos fue creado el comando de maniobras estratégicas (COME) con Inti, Antonio, Raúl y Pedro. Su misión a partir de mañana: conseguir una vaca.

[…]

12 comentarios:

  1. Estimado Guicho: ha dado en el clavo! Ahora entiendo bien!:
    Los problemas intestinales son el opio de los revolucionarios!

    ResponderEliminar
  2. No paro de reírme !, "revisionismo nutritivo"...
    Qué siga pronto!

    ResponderEliminar
  3. Bacán, bacán, de la vaca p'arriba no hay más pueblo!

    ResponderEliminar
  4. Don Eufrates,
    ciertamente, y es un opio infumable.

    ResponderEliminar
  5. Isis,
    sabes muy bien que el revisionismo le ha hecho mucho daño al movimiento obrero internacional. Ahora mismo sigue presente: Hay un gran número de generales y dirigentes cubanos revisando sus cuentas en Panamá, Suiza y Bahamas.

    ResponderEliminar
  6. Zoé,
    la vaca es una obsesión revolucionaria.

    Un día habrá que hacer un estudio semiótico vacuno que abarque desde los cuatreros del siglo XVIII hasta las FARC, y entonces se verá que sin la vaca el sueño redentor de una vida mejor no hubiera existido. Lo cual contrasta con la estadística de perjurio pecuario de las revoluciones.

    ResponderEliminar
  7. COME..jajajaja, como siempre Güicho me ha dado un ataque de risa.

    ResponderEliminar
  8. Hola Güicho, divertidísimo. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Guicho:
    No entiendo de donde me pudiste robar este material. Lo tenia guardadop para mi proxima historieta politica. Cago en diez.
    Saludos,
    PP

    ResponderEliminar
  10. Gman, Vana, Catik,
    ¡muchas gracias, celebro que se diviertan!

    PP,
    el tipo que me vendió los manuscritos me juró que no se los había dado a más nadie. Yo sí le vi cara de indio ladino... En fin, como decía mi abuela: entre más uno se agacha, más se muestra el culo.

    ResponderEliminar
  11. Guicho, viejo, te la comiste con el cuento de la mosca en el blog de Isis. Mejor dicho, con las correcciones al cuento de la mosca!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails